Las apariencias engañan en el mundo laboral

10
Las apariencias engañan en el mundo laboral
Foto: Pixabay

Hoy quiero centrar la atención en los efectos que tienen las apariencias en el mundo laboral; cuando hablo de las “apariencias” en nuestro trabajo me refiero a la cantidad de información de índole mundial que recibimos por múltiples redes sociales y la forma como asimilamos dicha información.

¿A qué voy con esto? A poco nunca les ha pasado encontrarse en Instagram fotos de las oficinas de google o apple y pensar “que padre seria trabajar ahí, ¿Por qué en mi oficina no hacen eso?O leer un artículo en Pinterest el cual habla sobre la tendencia de las empresas en Europa o EEUU a hacer “Home Office” (trabajo en casa) y decirnos a nosotros mismos “si yo trabajara en casa TODO sería más fácil…”

¿Pues les digo un secreto? No es tan sencillo como nos lo “pintan” en esas imágenes o en ese artículo; algo que debemos de entender es que todo debe de tener un contexto correcto para funcionar, ¿a qué me refiero? A la importancia de adaptación de nuestro entorno, llámese sociedad, grupo de trabajo o hasta a uno mismo, es muy fácil tomar una imagen y a partir de ella ver todo lo que nosotros creemos es correcto y con base en eso empezar a juzgar lo que está mal en nuestro trabajo, pero cuando logramos hacer un análisis real de dicha situación es cuando podemos entender que parte de que no estemos trabajando en ese “lugar ideal” es:

1.- Porque nuestra sociedad está en un proceso de conversión de forma de trabajo de “la vieja escuela” hacia lo que la tendencia mundial marca, que es enfocarse más en productividad y metas, antes de cumplir con un horario de oficina sin importar la horas eficientes reales.

2.- A que hacer un “home office” no es tan sencillo como solo sentarse y trabajar desde la comodidad de tu casa, cuando toda la vida laboral te has regido bajo una estructura de 8 horas diarias frente a un escritorio en la oficina. (en la casa hay muuuchas mas distracciones de las que creemos).

3.- Y por último porque para llegar a gozar de esos “privilegios” debemos de tener un compromiso real hacia nosotros y con la empresa donde trabajamos (creando una relación equilibrada y de confianza).

En resumen ¿qué les quiero compartir? Que debemos de tener cuidado con la información que recibimos todos los días en cuanto a formas de trabajo de otros países y al hacer una comparativa con lo que nosotros tenemos, seamos muy objetivos y enfocarnos en las cosas buenas que SI tenemos y siempre ser propositivos y buscar que esos cambios que tanto queremos se den con base en nuestro buen trabajo…

Gerardo Costes Parlange

Gerente de estrategia corporativa y comunicación en CADI Consultoría