#Lingotes | Dos hechos históricos marcarán el 20 de agosto de 2018

7
#Lingotes | Dos hechos históricos marcarán el 20 de agosto de 2018

Por un lado, la reivindicación política de la ex dirigente de los maestros, Elba Esther Gordillo, tema de la conferencia de prensa que ofrecieron, en otra situación inédita, los presidentes constitucional y electo de México, Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador, respectivamente.

En el encuentro de los mandatarios y su gabinete en Palacio Nacional prevaleció la urbanidad política y el respeto mutuo a pesar de las profundas diferencias que los separan en cuanto a métodos y proyectos para México.

Estaban ahí, flanqueados por hombres y mujeres que integran sus equipos de trabajo.

Antes de este hecho inédito en las transiciones políticas de la República, Elba Esther Gordillo dijo ser perseguida política, y en conferencia de prensa Peña Nieto afirmó que eso es falso y que nunca hubo “encono personal” contra ella.

López Obrador comentó que a Elba Esther Gordillo se le debe respetar su derecho de participación y reiteró que cancelará la reforma educativa, y en tiempo y forma se presentarán las iniciativas para cancelarla y para conocer un plan distinto, con un marco legal ajustado a las nuevas circunstancias.

Se va a cancelar la actual reforma educativa y va a ser sustituida por otra reforma que tomará en consideración el punto de vista de maestros y padres de familia, insistió.

“Mientras esto no suceda, vamos a acatar lo que está establecido en las leyes y vamos a respetar el mandato constitucional del Presidente Enrique Peña Nieto”, aclaró López Obrador.

Después de reunirse junto con sus colaboradores en Palacio Nacional, Enrique Peña y Andrés Manuel López Obrador dieron inicio formal al proceso de transición en el gobierno federal.

En un mensaje en el Patio de Honor, el presidente constitucional calificó el encuentro de inédito, ya que en el pasado reciente no había ocurrido que estuvieran definidos quiénes serán los próximos titulares de las dependencias de la Administración Pública Federal.

Destacó la apertura, disposición e interés de López Obrador en este proceso, y aseguró que su gobierno será respetuoso de las decisiones que se tomen. Ratificó la voluntad del gobierno de la República en proveer la información sobre la situación de la Administración a los próximos titulares de las diferentes secretarías.

López Obrador destacó que se trata de una transición institucional porque emana de un proceso electoral democrático, en el que se ve el mandato del pueblo. “Es una transición respetuosa, que se está dando en cooperación con apoyo del gabinete actual para que contemos con tiempo suficiente, con la información que se requiere”, dijo.

El tabasqueño aseguró que se avanza y no se pierde el impulso.El futuro presidente agradeció a Peña Nieto el gesto institucional de respeto y de colaboración conjunta.

Prevalece la urbanidad política, sin menoscabo de las profundas diferencias que los separan.

Es al final,la confirmación de un sano ejercicio democrático.