Lingotes |El agua mineral de Tehuacán, está ahora bajo sospecha

Una de las bebidas más tradicionales de los mexicanos, el agua mineral de Tehuacán, está ahora bajo sospecha concretamente la marca Peñafiel y ha dejado de producirse en Puebla.

Keurig Dr. Pepper, empresa a la que pertenece Grupo Peñafiel, confirmó que el agua mineral proveniente de sus plantas de Tehuacán, Puebla, y Tlajomulco, Jalisco, sí presentó contenido elevado de arsénico.

El área de comunicación en Estados Unidos informó que el arsénico es un elemento natural atribuible a la actividad agrícola e industrial, que puede encontrarse en el aire, agua, suelo y en muchos de los alimentos, que según expertos independientes no representa un riesgo para la salud o la seguridad de los consumidores en los niveles actuales.

“La reciente prueba de calidad del agua del producto de agua mineral sin sabor de Peñafiel de dos de nuestras instalaciones de producción que realizamos, mostró arsénico en niveles ligeramente elevados, según las pautas de agua embotellada. También se probó el agua mineral con sabor Peñafiel y los resultados están dentro de las pautas”, comentó.

Sin embargo, la compañía expuso que a fin de garantizar la calidad de sus productos, suspendió de manera temporal la producción de agua mineral sin sabor en las dos instalaciones, en las cuales casi ha completado la instalación de sistemas de filtración mejorados que reducirán los niveles de arsénico.

Tanto la Comisión Federal para la Protección como Riesgos Sanitarios (Cofepris) como la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), informaron que realizarían visitas a las plantas de Peñafiel para realizar pruebas de laboratorio en los productos.

Las reglamentaciones actuales de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) sugieren que las cantidades de arsénico por encima de tres partes por billón son peligrosas y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, así como el desarrollo de algunos tipos de cáncer.

Grupo Peñafiel forma parte de Keurig Dr. Pepper, la cual opera un amplio portafolio de bebidas carbonatadas y no carbonatadas, como Snapple, Canada Dry, Squirt, entre otras. Cuenta en México con 26 centros de distribución y sus cuatro plantas están ubicadas en Tlajomulco, Jalisco; Tehuacán, Puebla; y Xalostoc y Tecámac, Estado de México.

Ahora hasta el agua mineral, como la gasolina, escaseará en México.