#Lingotes | Es tiempo de dejar los discursos y actuar

6
#Lingotes | Es tiempo de dejar los discursos y actuar
#Lingotes | Es tiempo de dejar los discursos y actuar

La inseguridad es el principal reclamo de la sociedad poblana, por ello lo que se haga para garantizar la vida y el patrimonio de los ciudadanos será bienvenido.

Ayer la BUAP y el Ayuntamiento empezaron a entregar a 3 mil 600 universitarias dispositivos llamados “Pulseras Rosas”, con los que podrán activar una alarma electrónica en caso de ser víctimas de la delincuencia.

“Este llamado de auxilio puede ser un factor importante para reducir los casos de violencia contra las mujeres, particularmente en la vía pública”, destacó el rector Alfonso Esparza Ortiz, durante la entrega a estudiantes, con la presencia del presidente municipal, Luis Banck.

Aproximadamente el 56 por ciento de las mujeres del municipio capital sufre algún incidente de acoso sexual y otros tipos de violencia, mientras que las mujeres de 14 años de edad o más manifiestan sentirse inseguras en espacios públicos, según datos de ONU Mujeres.

El rector consideró que el tema es complicado y requiere de respuestas eficaces para reducir su vulnerabilidad.

La distribución de las pulseras considerará a alumnas de nuevo ingreso, con teléfono celular con datos móviles, que vivan solas en la zona metropolitana y no dispongan de automóvil. También a universitarias extranjeras que realizan estancias académicas en la BUAP.

Las pulseras rosas permitirán a sus portadoras enlazarse directa e inmediatamente al sistema operativo y tecnológico de la Dirección de Emergencias y Respuesta Inmediata, de la Secretaría de Seguridad y Tránsito Municipal, con tan solo oprimir el botón de alerta durante tres segundos. En caso de auxilio, este sistema se comunicará con la unidad policiaca más cercana.

Luego de un simulacro, Luis Banck destacó que con este programa piloto a nivel nacional se busca proteger la integridad de las universitarias. “Todos nos quedamos con el mismo sentimiento: primero que estos delitos no sucedan, pero si ocurren, que en efecto funcione el sistema”, explicó.

Todo lo que se haga por garantizar la seguridad de las universitarias, bienvenido. Es tiempo de dejar los discursos y actuar.