#Lingotes | La cuarta transformación en marcha

#Lingotes | La cuarta transformación en marcha

Siete empresas con gasoductos que se encuentran fuera de operación podrían ser demandadas por el gobierno federal.

A partir de este martes sube tarifa de luz para sector comercio: Canaco
Por falla de luz la empresa Audi se suspendió actividades dos horas
Denuncia IP alza excesiva en luz

La cuarta transformación no se anda por las ramas, ayer el poblano Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad, aseguró que las empresas propietarias de siete gasoductos que se encuentran fuera de operación podrían ser demandadas por el gobierno federal.

Precisó que el primer paso será renegociar las condiciones de los contratos firmados con esas compañías en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto. Sólo que en caso de que no accedan, se analizaría la posibilidad de tomar una ruta legal.

Consideran que los que tienen son “contratos leoninos”, por ello la CFE está obligada a pagar cantidades millonarias a las empresas, aun cuando los ductos se encuentren detenidos.

Más claro, el titular de la CFE comentó que las empresas Carso, IEnova y TransCanada son propietarias de gasoductos que no están en funcionamiento, pero que representan gastos millonarios a la Comisión.Explicó que las compañías se aprovechan de ciertas cláusulas de los contratos para frenar el envío de gas y, de paso, seguir cobrando.

Bartlett se refirió a la inconformidad registrada en la comunidad Yaqui, en cuyo conflicto también tienen responsabilidad las empresas privadas.

“Firmaron muchos contratos con empresas privadas de Estados Unidos para traer gas. Unos están funcionando y otros no porque han tenido problemas en la construcción: que si el problema de los Yaquis, que, si traen empresas internacionales y no está permitido, toda una lista de asuntos sociales”, insistió.

Al final la intensión es que sus recibos de luz y lo que pagan los industriales no reflejen también esos contratos millonarios que benefician a los dueños de ductos y afectan al final a los consumidores.

Si lo consiguen, los mexicanos aplaudirán la medida, siempre y cuando se refleje en sus recibos de luz.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0