#Lingotes | La lucha del presupuesto

#Lingotes | La lucha del presupuesto
#Lingotes | La lucha del presupuesto

No fue precisamente la lucha por la soberanía de los estados lo que tensó la cuerda en la relación de los gobernadores con el presidente Andrés Manuel López Obrador, es el presupuesto lo que amenaza con romper la liga y sus consecuencias aún no se sabe hasta dónde llegarán.

Integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores acusaron al gobierno federal de quitar recursos a los estados para asignarlos a 25 proyectos y programas.

Ayer sostuvieron una reunión a puerta cerrada, en la que participaron 11 gobernadores del PRI, PAN y PRD, y representantes de 18 entidades más, quienes expresaron su inconformidad por las reducciones que se pretenden aplicar el próximo año.

La gobernadora panista de Puebla, Martha Erika Alonso, criticó las prioridades del nuevo gobierno federal.

“Tendría que ser federalista el gasto, sobre todo con disminuciones tan importantes como las que se están plasmando en el presupuesto en esta ocasión”, demandó.

“Ellos redistribuyeron el recurso conforme consideraron, son sus prioridades, pero de alguna manera esto afecta de manera importante a los municipios y entidades”, explicó la poblana que demandó recursos para los programas de apoyo a las mujeres.

El priista Alejandro Moreno, presidente de la Conferencia, aseguró que el dinero no pertenece sólo al gobierno federal sino también a los estados.

Necesitamos no solo federalismo político, dijo, necesitamos federalismo económico, que haya recursos en las entidades federativas.

El gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles, reprochó que al presidente López Obrador descobije a los estados mientras asigna más dinero a sus programas estrella.

Los gobernadores acordaron impulsar la realización de una Convención Nacional Hacendaria y reformas a la Ley de Coordinación Fiscal.

Las principales preocupaciones planteadas son por la reducción del 60 por ciento en agua, 32 por ciento en carreteras, 46 por ciento al campo, 77 por ciento a cultura, la desaparición de los programas de mujeres y de emprendedores y el 3×1 para migrantes.

Además, se pretende aplicar una reducción de 3 mil 500 millones de pesos en materia de seguridad, de los cuales 2 mil 500 millones de pesos corresponden a la Policía Federal.

Hay malestar, pero más preocupación de los mandatarios emanados de la oposición por el presupuesto para el próximo año y hasta ahora las indicaciones a los diputados de la mayoría de Morena y sus aliados fue no ceder a las presiones ni ser rehenes de nadie, incluidos los gobernadores.

El conflicto de López Obrador con los Ejecutivos estatales continuará.