#Lingotes | La urbanidad política siempre deja más de lo que se puede llevar

3
#Lingotes | La urbanidad política siempre deja más de lo que se puede llevar
#Lingotes | La urbanidad política siempre deja más de lo que se puede llevar

En un ejercicio de civilidad, el presidente municipal de Puebla, Luis Banck, quien representa a Acción Nacional, recibió a su sucesora, Claudia Rivera Vivanco, de Morena, no solo como un gesto de atención a la próxima presidenta municipal sino de trabajo y cariño por Puebla.

Mientras en otras arenas se dirimen controversias por los resultados electorales a nivel gobierno del estado y hay acusaciones severas de manipulación de resultados distritales para restringir la mayoría en el Congreso Local, en la instancia municipal se actúa con responsabilidad y decoro.

No hubo renuncia a principios ni a valores políticos, se trabaja en el sentido del respeto al mandato popular que en las urnas le dio para los próximos tres años, la responsabilidad de administrar la ciudad a una joven universitaria que tiene a su favor su honradez y buena voluntad.

Se viven tiempos de cambio, que lo mismo rechazan a quienes por intereses propios intentan imponer su voluntad a las mayorías y a quienes, bajo presiones y amenazas, buscan torcer una decisión que sólo se puede dar en las urnas.

El encuentro entre Luis Banck y Claudia Rivera ayer, fue un notable ejemplo de buena voluntad y de urbanidad política, todo sea por el bien de Puebla.