#Lingotes | Las amenazas de Trump contra caravana de migrantes

6
#Lingotes | Las amenazas de Trump contra caravana de migrantes
#Lingotes | Las amenazas de Trump contra caravana de migrantes

Mientras la primera caravana migrante de centroamericanos, principalmente hondureños, continuaba ayer en Oaxaca y buscaba medios de transporte para llegar a la Ciudad de México, con lo que se advierte difícil que pernocte en Puebla, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró ayer que sus tropas desplegadas en la frontera podrán abrir fuego en caso de que ser atacadas “con una piedra” tal y como, según dijo, hicieron al entrar en México.

El endurecimiento de la postura del presidente estadounidense se radicaliza según se acerca la elección de Congreso americano, que se llevará a cabo el próximo martes 6 de noviembre, de los resultados electorales depende su relección,

“Si alguien lanza piedras o rocas -como hicieron en México- se les podrá disparar, porque si te dan con una piedra en la cara, eso fue bastante violento, realmente fue entrar a la fuerza”, comentó Trump durante una comparecencia en la Casa Blanca.

El 19 de octubre pasado, seis policías mexicanos acabaron lesionados cuando cerca de 3 mil personas que integraban la caravana tiraron abajo una valla fronteriza que les impedía el paso, aunque las autoridades informaron de que las agresiones, con petardos y piedras, fueron llevadas a cabo por “personas ajenas a la propia caravana”.

La amenazas de Trump las reiteró días después de que el gobierno de EE.UU. anunció el envío de 5 mil 239 soldados regulares a la frontera con México; una cifra que, como señaló el miércoles el propio presidente, podría llegar hasta los 15 mil militares.

“Nuestro Ejército se hará cargo”, dijo el mandatario, quien defendió la necesidad de recurrir a las Fuerzas Armadas debido a que las dos caravanas de centroamericanos que avanzan desde México a los Estados Unidos “está formada, insistió, por gente muy dura”.

Hasta México dijo que era gente dura. No les quieren en su país”, insistió Donald Trump, quien tan solo unos minutos antes había puesto en duda que esos migrantes abandonaran sus países por miedo, ya que, subrayó, las autoridades mexicanas les habían ofrecido “asilo y trabajo” y lo rechazaron.

Muy a su estilo y sin importarle los derechos humanos, el presidente americano refrendó que empleará todos los recursos a su alcance para acabar con esta crisis (…). Debemos acabar el trabajo que empezamos, debemos ser duros”, amenazó.

El gobierno mexicano con prudencia maneja el tema y los mantiene lejos de la frontera norte, aún en Oaxaca, aunque ellos han decidido buscar la manera de llegar en transporte a la Ciudad de México para entrevistarse con López Obrador.

Muchos insisten en llegar a Estados Unidos, pero crece el número de quienes buscarán quedarse legalmente en México, por eso su urgencia de entrevistarse con el presidente electo.

La caravana de los migrantes centroamericanos es parte de la agenda política de México porque ellos están aquí, con el sueño de cambiar su realidad de violencia y miseria que los agrede en sus países de origen.