#Lingotes | Las jaulas de Trump

#Lingotes | Las jaulas de Trump
#Lingotes | Las jaulas de Trump

No es un trato nuevo, pero ahora ante las evidencias es un escándalo internacional que metió en una crisis de derechos humanos a Donald Trump y sus fobias antiinmigrantes.

El trato hacia los niños migrantes separados de sus padres al intentar ingresar a Estados Unidos generó indignación luego de que la oficina de Aduanas y Protección de Fronteras hizo públicas las fotografías de los menores en un centro de refugio.

En imágenes de uno de los 100 centros habilitados por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, en McAllen, se muestra a niños encerrados en jaulas con colchonetas para dormir en el piso.

Se calcula que en ese sitio hay mil 500 niños, de entre 10 y 17 años, que esperan a que el gobierno de Estados Unidos analice la situación migratoria de sus padres.

La primera reacción del presidente fue justificar que EU “no será un campo de inmigrantes” ni “un complejo para mantener refugiados”.

Luego de una visita que realizó a uno de estos centros, en San Diego, la líder demócrata en la Cámara Baja de EU, Nancy Pelosi, exigió que se frene la política de “cero tolerancia”.Es un problema desgarrador que podría terminar en un momento si Trump anula su acción, comentó.

Las ex primeras damas Laura Bush y Hillary Clinton coincidieron en su condena. Clinton dijo que se trata de “una crisis moral y humanitaria”.

La política de cero tolerancia con la inmigración ilegal del presidente Trump, causó total indignación, cuando la oficina de Aduanas y Protección de Fronteras, publicó fotografías de uno de los 100 centros de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, en McAllen Texas, exhibiendo las condiciones en las que viven los niños que son separados de sus padres.

En ellas, se muestra a los menores encerrados en jaulas, donde duermen en colchonetas en el piso, comen o juegan. Según un artículo del sitio The Cut, la patrulla fronteriza pide que no se use la palabra “jaulas” para describir estos lugares.

El senador demócrata Jeff Merkley, fue uno de los primeros que quiso poner en evidencia estos sitios haciendo  un Facebook Live el 3 de Junio, en uno de los centros en Brownsville, Texas. Los policías le impidieron la entrada.

De acuerdo con un informe del Departamento de Seguridad Interna de EU, entre el 5 de mayo y el 9 de junio dos mil 342 niños fueron separados de sus padres.

Es tal la presión nacional e internacional que ayer el presidente estadounidense aseguró que tiene solo dos opciones en materia de inmigración: separar a los niños de sus padres o abrir las fronteras.

Aseguró que ha pedido una “tercera opción” al Congreso que permita a las autoridades detener a los niños junto con sus padres.

La política de tolerancia cero aplicada por Trump provocó un aumento en la separación de niños de sus padres en la frontera. “Tenemos que detener la separación de las familias”, señaló Trump, para después añadir que no puede permitir que la gente entre sin trabas.

No quita el dedo del renglón e insiste en un trato inhumano a los menores de edad, es la única forma que conoce para frenar la migración de la que su familia formó parte.