#Lingotes | Luis Banck disminuyo el 37% de delitos en las 25 colonias más peligrosas

3
#Lingotes | Luis Banck disminuyo el 37% de delitos en las 25 colonias más peligrosas
#Lingotes | Luis Banck disminuyo el 37% de delitos en las 25 colonias más peligrosas

En la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas, la de mayor incidencia delictiva y venta de drogas al menudeo en la ciudad de Puebla, el presidente municipal Luis Banck rindió ayer el IV Informe y reconoció que en 2017 enfrentó una crisis de inseguridad, la cual con una serie de estrategias logró disminuir en un 37 por ciento los delitos en las 25 colonias más peligrosas de la capital.

Banck, un hombre y político congruente y agradecido, reconoció que en las últimas dos gestiones del gobierno estatal fue posible que las cosas cambiaran para bien, tras generar empleos, construir infraestructura, promover el turismo, la cultura y el arte.

“La transformación de Puebla inició hace siete años con el gobierno de Moreno Valle, con obra pública, puentes viales, la intervención de la zona de Los Fuertes, el Teleférico, los museos y estadios”, señaló.

Tony Gali como alcalde descubrió los “secretos” de Puebla, al reabrir túneles debajo del Bulevar 5 de Mayo, convirtiendo a la capital en un lugar excelente para la inversión, subrayó.

Luis Banck explicó que su presencia en esa junta auxiliar fue porque la gente de la Romero Vargas no acepta como destino la delincuencia ni la pobreza.

En materia de seguridad pública, el presidente municipal informó que se creó el programa 4×4 con 16 acciones prioritarios para frenar la inseguridad.

Entre los avances se colocaron 2 mil 330 puntos de luz en 620 colonias de la capital; se contrataron 200 policías más, se adquirieron 160 patrullas nuevas y se instalaron mil videocámaras, para que las familias se sientan fortalecidas y cuidadas.

En 2017, indicó que la escala de violencia y delincuencia ocurrió en todo México y afectó a Puebla, como consecuencia de factores viejos, como la desigualdad, la corrupción y la debilidad institucional, sumando elementos, como el gasolinazo y las fallas del sistema penal acusatorio.

Los delitos más comunes en Puebla son: el robo de vehículo y autopartes, negocio y casa-habitación que afecta principalmente el patrimonio, la tranquilidad y la vida.

Destacó que el incremento súbito de la delincuencia no paralizó a los poblanos, “tomamos tres estrategias en seguridad pública, nos coordinamos con todos los actores de impartición de justicia, y relevamos al secretario”.

“La seguridad pasa por la prevención y le corresponde al municipio, pero también a todas las instancias que participan en el nuevo sistema penal acusatorio: policías, ministerios públicos y jueces”, señaló Luis Banck.

Momentos difíciles y una dura prueba la que le tocó al presidente municipal, quien lejos de ocultarlo asumió la responsabilidad de reconocer el alto nivel de inseguridad y combatirlo. Demostró que hay autoridad y los poblanos no estamos solos ante el cáncer que hoy nos afecta.