#Lingotes | San Martín insostenible por la situación

#Lingotes | San Martín insostenible por la situación
#Lingotes | San Martín insostenible por la situación

La situación era insostenible, el presidente municipal de San Martín Texmelucan está entregando las peores cuentas y un municipio gravemente lastimado por la inseguridad, prohijada por intereses de grupo y políticos, que encontraron en el huachicol una forma más de enriquecerse.

Ayer, el gobernador Tony Gali tuvo que dar un manotazo en su escritorio de Casa Puebla.

Envió un decreto al Periódico Oficial determinando que el estado asumiera el mando de la seguridad pública en el municipio de San Martín Texmelucan, nombrando como delegado a Óscar López, director general de la Policía Preventiva.

Tal y como lo establece el artículo 115 Constitucional, el gobernador podrá asumir la competencia en la seguridad de los municipios, en caso de que el Ejecutivo considere alguna situación como fuerza mayor o alteración grave del orden público, lo que viene sucediendo ante la torpeza, corrupción e incapacidad del presidente municipal.

Gali reiteró que en Puebla nadie está por encima de la ley y ésta será aplicada con todo el peso contra quien resulte responsable de hechos ilícitos. Además, recalcó que estas acciones tienen el único propósito de garantizar la tranquilidad de las personas, por lo que no hay un fin político.

Con el apoyo de la secretaría de la Defensa Nacional y de la Fiscalía del Estado, la Secretaría de Seguridad ejecutó un operativo en la comandancia de San Martín Texmelucan, a fin de realizar la revisión de armamento y actualización de la Clave Única de Identidad Policial (CUIP), así como la legalidad de los artículos resguardados y del parque vehicular.

Durante la operación, participó en todo momento un notario público para certificar la realización del dispositivo y verificar el levantamiento de inventario. En el lugar fueron localizados vehículos con reporte de robo e hidrocarburo, mismos que al momento no habían sido notificados ante autoridades estatales o federales.

Se resguardó el lugar, implementando los protocolos de seguridad correspondientes, para evitar cualquier riesgo; en estricto apego a los ordenamientos y respeto a los Derechos Humanos, 185 elementos municipales fueron trasladados al Centro Único de Evaluación y Control de Confianza, para realizarles las pruebas pertinentes y verificar su CUIP, tras lo cual se determinará su permanencia en el cuerpo de seguridad municipal.

Por lo pronto, hay por lo menos tres elementos puestos a disposición de un juez de control porque chantajeaban a sus compañeros y más de 100 no tienen papeles por lo que incurrieron en usurpación de funciones.

Insostenible la situación que viven los texmeluquenses y es muy alta la presunción de colusión de los policías municipales con el crimen organizado, todo tolerado por el presidente municipal de San Martín, el zapatero Rafal Núñez, quien también debe pagar por sus culpas.