Lingotes | Violencia en el estado

“Estoy hasta la madre…” por la violencia en el estado, censura en sus anuncios publicitarios un neo crítico de la situación como es el candidato del PRI a gobernador de Puebla, Alberto Jiménez Merino.

Y los poblanos también expresamos un sentimiento similar, pero no sólo contra la violencia sino contra los políticos que permitieron con su actitud que llegáramos a la situación que actualmente enfrenta el país y Puebla no es una isla.

Jiménez Merino es un integrante de esa clase política que permitió que esto sucediera, porque cuando fue integrante de los gabinetes de Melquiades Morales y de Mario Marín y alto funcionario federal de Enrique Peña Nieto, además de legislador federal jamás expresó que estaba “hasta la M…” de una situación que desde entonces tendía a la gravedad que hoy enfrentamos.

Porque el crimen organizado no apareció de la noche a la mañana, ni por generación espontánea y su influencia es a partir de su vinculación con los políticos y las policías municipales, algo que conoce bien el priista Jiménez Merino porque su influencia, si la tiene, es en el interior del estado.

Si, los poblanos compartimos ese sentimiento contra la violencia del candidato priista pero también estamos “Hasta la M…” de la clase política, de todos los colores, que solo en campañas crítica a los problemas y los malos funcionarios.

Todo indica que su valor terminará el 2 de junio, si no al tiempo.