Lingotes | Aranceles

Imagen El Horizonte |

¿Qué fue en verdad lo que se negoció entre México y Estados Unidos, que evitó que este lunes entrara en vigor un arancel del 5 por ciento a las exportaciones nacionales a ese país?

Hay afirmaciones y señalamientos de que el gobierno mexicano cedió y no consiguió nada del estadunidense, pero en realidad el único hecho es que no se aplicará el aumento de aranceles que iba a generar una verdadera crisis económica en nuestro país.

El sábado, el presidente Andrés Manuel López Obrador conversó por teléfono con su homólogo estadunidense, Donald Trump, a un día del acuerdo alcanzado y con el que se suspendieron los aranceles a México.

En la llamada, realizada horas antes de un mitin en Tijuana, López Obrador dijo que le reiteró a Trump la disposición del gobierno mexicano a la «amistad, al diálogo y la colaboración por el bien de nuestros pueblos».

“Conversamos por teléfono con el presidente Trump, escribió en su tweed. Le comenté que en Tijuana diré que al presidente de EEUU no le levanto un puño cerrado, sino la mano abierta y franca. Le reiteramos nuestra disposición a la amistad, al diálogo y la colaboración por el bien de nuestros pueblos”.

Previamente, Trump agradeció a López Obrador y al canciller Marcelo Ebrard, quien encabezó la delegación mexicana que negoció en Washington, por “trabajar tanto tiempo y duro” para conseguir un acuerdo sobre migración. Sólo eso destacó.

Por su parte, el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, celebró que Estados Unidos haya frenado la aplicación de aranceles a México tras el acuerdo alcanzado con el gobierno de Trump al expresar que México “salió con la dignidad intacta”.

Desde Tijuana, en el “Acto de unidad en defensa de la dignidad de México”, el canciller volvió a mencionar los puntos acordados con el equipo estadounidense y reiteró que México brindará apoyo a los migrantes centroamericanos que esperan asilo por parte del gobierno americano.

Agregó que el problema con las tarifas radica en que el efecto de esos aranceles, primero del 5 por ciento, “es que el primer impacto habría provocado una importante caída en la inversión y en el número de empleos”.

Subrayó que la solución al flujo migratorio, es mejorar las condiciones de vida de los centroamericanos y en este sentido recordó que Estados Unidos se comprometió a trabajar en el plan de desarrollo integral para Centroamérica.

Lo importante es que se evitó una crisis económica, poco a poco sabremos que es realmente lo que ofreció México y si se cumple, de todas formas Trump regresará pronto con más amenazas. Ya encontró el modo de hacer campaña y quiere ir nuevamente por la presidencia de Estados Unidos.

Es la forma y el fondo de las amenazas, lo peor es que en una de esas las cumple.