Lingotes|Digan lo que digan, la reforma laboral en México va.

Tras desechar todas las reservas presentadas por legisladores de oposición, el Senado aprobó ayer en lo general y lo particular la reforma laboral.

Los senadores avalaron con 70 votos a favor, 50 en contra y 0 abstenciones los artículos reservados en los términos del dictamen. Ahora fue remitida al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales, según informó Martí Batres, presidente de la Cámara alta.

En realidad con la aprobación se cumple con los requisitos del T-MEC y los convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el derecho a la libertad sindical y a la negociación colectiva.

La reforma traslada la facultad que tienen las Juntas de Conciliación y Arbitraje al Poder Judicial y crea el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, a cargo de la solución de controversias entre trabajadores y patrones; entre empleados y sindicatos, o entre sindicatos, así como de registrar a nivel nacional los contratos colectivos, contratos-ley, los reglamentos interiores de trabajo y las organizaciones sindicales.

La Ley Orgánica del Poder Judicial se reformó para que los Tribunales Colegiados de Circuito resuelvan conflictos en materia laboral y creó la Unidad de Peritos Judiciales.

La vida de los sindicatos y de los trabajadores tendrá que cambiar, un golpe severo al corporativismo que ahoga a este sector, veremos hasta donde llega la Reforma Laboral que se aprobó así porque era indispensable para conseguir el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y México.

¿Quién gana y quién pierde? Solo el tiempo lo dirá.