Llámame por tu nombre, la historia de un primer amor

20
Llámame por tu nombre

Una bonita historia del primer amor en una bonita película, con bonitos paisajes, así es la historia de Elio Perlman (Timothée Chalamet), un joven de 17 años, pasa el cálido y soleado verano de 1983 en la casa de campo de sus padres en el norte de Italia. Se pasa el tiempo holgazaneando, escuchando música, leyendo libros y nadando hasta que un día el nuevo ayudante americano de su padre llega a la gran villa. Oliver (Armie Hammer) es encantador y, como Elio, tiene raíces judías; también es joven, seguro de sí mismo y atractivo.

Timothée Chalamet es impresionante, un chico de 17 años con talento musical, se niega a aceptar lo que siente, pero tampoco puede negarlo, ustedes saben lo que representa querer hacer algo y no poder hacerlo, aborda bien su personaje y la secuencia final es impresionante cuando la vean sabrán de que hablo. Logran transmitir emociones complejas, sentimientos y deseos que no se podrían explicar, pero que definitivamente te hará sentir y recordar esos detalles de los primeros amores.

Las atmósferas son algo maravilloso, no solo son cálidos lugares, son hermosas fotografías de lugares propicios para el amor, podríamos tener de cada fotograma una hermosa pintura para tener en tu sala, podría parecer cansada por momentos pero creo que tiene el tiempo justo para que podamos disfrutar y conocer las acciones de los personajes.

La música es el elemento que no te dejará escapar, suave y precisa para el ambiente que observamos, cierra la magia de la historia y te hace olvidarte de la realidad, no pretende hacerte sentir mal, tampoco quiere hacerte llorar, pero es el extra que faltaba para completar una buena historia.

El padre de Ello se convirtió en un buen ejemplo para muchas personas, lo han comentado los actores y lo han dicho las personas en redes sociales, si ya vieron la película comenten que les pareció esa secuencia emblemática para la historia, justo cuando la audiencia ya se encuentra sensible y conectada con el personaje.

Call me by your name (2018, Italia) es la película que no te puedes perder, más allá del tema de homosexualidad es la historia de un primer amor, un bonito primer amor con imágenes hermosas, nominada al Oscar como Mejor Película, Mejor Guion Adaptado, Mejor Actor y Mejor Canción son galardones que seguramente se ganará en la próxima entrega de premios del 4 de marzo.

No han faltado las comparaciones con otras películas pero Llámame por tu nombre tiene un espacio diferente, no hay señalamientos políticos, ni pretende hacerlos, parece más bien el reflejo de la pasión del director por entregarnos una película de ensueño.

Te recomendamos

“The Shape Of Water” cautiva con historia de amor en festival londinense

Por Javier Garzón