Los nuevos tiempos de la tecnología confirman la vulnerabilidad de los ciudadanos

Facebook extiende periodo de borrado de cuentas de 14 a 30 días
Al doblar el plazo de catorce a treinta días, Facebook pretende "dar a las personas más tiempo para tomar una decisión completamente informada".

Los nuevos tiempos de la tecnología confirman la vulnerabilidad de los ciudadanos cuando se sabe que los datos de usuarios de Facebook todavía están expuestos en lugares donde no se debería.

Investigadores de UpGuard, una firma de seguridad cibernética, hallaron una gran cantidad de datos de usuarios de Facebook, ocultos a simple vista, en servidores de la nube de Amazon.

Durante años, Facebook permitió que cualquiera que hiciera una aplicación en su plataforma obtuviera información sobre las personas que la usan y los amigos de esos usuarios. Una vez que los datos están fuera de Facebook, los desarrolladores pueden hacer lo que quieran con ellos.

No sólo eso, los problemas de seguridad de datos pueden ser amplificados por otra tendencia: la transición que muchas empresas han hecho de ejecutar operaciones predominantemente en sus propios centros de datos a servicios de computación en la nube operados por Amazon, Microsoft, Google y otros.

Esos gigantes tecnológicos han creado negocios de miles de millones de dólares al facilitar a las compañías la ejecución de aplicaciones y el almacenamiento de datos, desde documentos corporativos hasta información de empleados, en servidores remotos.

Lo peor no es eso, sino que en México se dan casos alarmantes de manipulación de la información personal.

La empresa de medios de comunicación Cultura Colectiva, con sede en la Ciudad de México, almacenó abiertamente 540 millones de registros de usuarios de Facebook, incluidos números de identificación, comentarios, reacciones y nombres de cuentas.

En la base de datos, que totalizó 146 gigabytes, fue difícil para los investigadores saber cuántos usuarios únicos de Facebook se vieron afectados.

UpGuard envió correos electrónicos a Cultura Colectiva y Amazon durante muchos meses para alertarlos sobre el problema, pero no fue hasta que Facebook se contactó con Amazon que se solucionó la filtración.

Esa base de datos se cerró el miércoles y Cultura Colectiva no respondió a una solicitud de comentarios realizada por Bloomberg.

Otra base de datos para una aplicación llamada At the Pool enlistó nombres, contraseñas y direcciones de correo electrónico de 22 mil personas. UpGuard no sabe cuánto tiempo estuvo expuesta la información, ya que la base se volvió inaccesible mientras la compañía estaba investigando.

Botones de muestra de la vulnerabilidad de cualquier usuario de redes, que lamentablemente es lo de hoy.