Los Polinesios, de compartir bromas en internet a Influencers del Año

80
Los Polinesios, de compartir bromas en internet a Influencers del Año
Tres hermanos mexicanos han conquistado a 30 millones de seguidores en YouTube.

Rafa, Karen y Lesslie son tres hermanos que comenzaron hace seis años haciendo bromas que grababan para su familia, las cuales subían a YouTube, aunque rápidamente llegaban a más personas, y ahora cuentan con más de 30 millones de seguidores en su canal.

En entrevista con Notimex, Los Polinesios explicaron que su nombre viene de una tradición familiar ya que su bisabuelo, quien era biólogo, vivió muchos años en unas islas de Polinesia y cuando regresó a México hacía todo a ese estilo.

Incluso tenía una frase que decía a los niños cuando no quería que escucharan pláticas de adultos: “No te puedes enterar de esto porque es charla de polinesios”, lo cual se fue pasando a su familia.

Fue así que cuando crearon el canal lo hicieron con la intención de que sus parientes en otros estados de la República Mexicana vieran las bromas, sin imaginar lo lejos que llegarían.

Tan solo este año recibieron algunos reconocimientos, entre ellos, los de Youtubers Favoritos por parte de Nickelodeon, el de Mejor Contenido por MTV y recientemente el de Influencers del Año por la revista Líderes Mexicanos.

“Hay miles de personas que están creando contenido en diferentes plataformas y que nos hayan dado este reconocimiento la verdad nos pone muy felices porque todo el trabajo que hemos estado haciendo se ve reflejado de alguna manera”, opinó Rafa.

En tanto, Lesslie explicó que ahorita están en todas las redes sociales y creando contenido diario para Instagram, Facebook y Twitter, dirigido a todos sus seguidores con los que están 24 horas los siete días de la semana.

“Siempre somos nosotros mismos con nuestros seguidores, no somos una marca, no somos un personaje, somos nosotros mismos y todo el tiempo estamos compartiendo con ellos”, aseguró.

Para dichos contenidos, Lesslie expuso que lo planean tres meses antes y todo el tiempo están al pendiente de lo que les piden sus seguidores por lo que se reúnen y surge una lluvia de ideas, debido a que ahora ya trabajan de forma profesional.

Rafa mencionó que para un video de YouTube tardan alrededor de una semana desde que se piensa la idea hasta que se termina la edición y como sacan un video al día, además de otros contenidos, es mucho el trabajo.

“Yo creo que la parte más complicada es la grabación y la edición, por si no nos llega a salir o si tenemos muchos requerimientos, es a veces muy pesado pero al final de todo lo disfrutamos muchísimo y es lo que transmitimos a nuestros seguidores”, complementó Lesslie.

En ese sentido, dijo que son un ejemplo de que los sueños sí se cumplen, aunque se tienen que sacrificar muchas cosas y esforzarse, así como desvelarse demasiado, pero al final se obtienen los frutos y el trabajo logrado se ve reflejado.

“Los valores que les queremos enseñar a nuestros seguidores son de que luchen por sus sueños, hagan lo que les gusta y sobre todo, busquen esas oportunidades para llegar a donde quieren, es algo que les decimos a todos”, destacó.

Rafa explicó que están realizando una gira en varias ciudades del país y de Latinoamerica, la cual no es una obra de teatro, ni un concierto o un musical, sino una combinación de varios formatos para un show interactivo con los asistentes.

“En las giras nos hemos dado cuenta que hay personas de todas las edades, de más de 60 años y niños pequeñitos como de siete años y nuestra audiencia que generalmente nos ve en internet que son de 16 hasta 20, pero hay más personas que están viendo los contenidos”, comentó.

Lesslie señaló que aunque tienen muchos proyectos en puerta aún son secretos que irán revelando a sus seguidores mediante sus redes sociales; sin embargo, adelantó que para 2018 llevarán su gira a varios países de Latinoamérica, además de Estados Unidos y España.

Aunque desde años anteriores a Los Polinesios les han ofrecido formar parte de programas televisivos, los hermanos aseguran que están más felices generando su contenido para plataformas porque pueden hacer lo que quieran y prefieren seguir así.