Mejora tu vida a través de la escritura

8
escritura
Escribir siempre es terapéutico, puede servir como un desahogo para dar claridad a tu mente. // Foto Especial.

Por Laura Botas

Cuando escribimos nos manifestamos tal y como somos. La forma de escribir es un lenguaje tal y como lo es el lenguaje corporal. La grafología es la técnica que estudia las características psicológicas de las personas a través de la forma de los rasgos de su escritura.

Estos rasgos varían de acuerdo con el tamaño, a la forma y la inclinación de tu letra, la intensidad, la velocidad y la presión con la que escribes. A través de tu escritura se puede detectar tu carácter, temperamento, aptitudes, estados de ánimo y emociones, incluso hasta el estado de salud.

Siempre hay algún rasgo de nuestra personalidad que no nos gusta y que queremos cambiar. La grafoterapia es una rama de la grafología que te permite cambiar tu personalidad a través de la modificación consciente y continua de los rasgos de tu escritura. 

Escribir siempre es terapéutico, puede servir como un desahogo para dar claridad a tu mente, pues pasas las emociones por el lóbulo izquierdo del cerebro (racional) para convertirlas en lenguaje escrito ocasionando que acomodes la información y veas las cosas con mayor objetividad.

Cuando escribimos el cerebro manda señales a la mano, y si lo hacemos a la inversa cambiando algunos rasgos de nuestra escritura, mandaremos señales al cerebro y podremos cambiar patrones de comportamiento.  

Se trata de desaprender hábitos para trazar nuevas redes neuronales al cambiar ciertos rasgos en nuestra escritura. La esencia queda, el nuevo aprendizaje se dará en una nueva forma de percibir, sentir, pensar y actuar y, por ende, en nuestra salud física y psicológica. 

A esto se llama neuro plasticidad. La materia gris y la materia blanca del cerebro se modifican. Los rasgos exagerados al escribir muestran algún exceso o carencia en nuestra personalidad, la idea es equilibrar.

Te recomendamos