Memorándum a la Reforma Educativa de Enrique Peña Nieto.

En un acto de autoridad, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, emitió ayer un memorándum donde derogó la Reforma Educativa de Enrique Peña Nieto.

De inmediato, especialistas en educación criticaron que López Obrador pretenda dejar sin efectos la ley educativa del sexenio anterior mediante un memorándum, al señalar que con esta acción extralimita sus funciones, viola la división de poderes y envía un mensaje de política autoritaria.

Marco Fernández, especialista en educación del Tecnológico de Monterrey y México Evalúa, citó el artículo 72 de la Constitución para enunciar que la derogación de leyes o decretos es atribución del Legislativo y no del Ejecutivo federal.

La instrucción emitida por el presidente a la SEP, Gobernación y Hacienda de dejar sin efecto la reforma educativa de EPN y ordenar acciones como la reinstalación de maestros cesados por evaluación, son violaciones, explicó.

“Es una invasión de facultades, a todas luces es ilegal. Este memorándum justo con lo que atenta es en contra de esta calidad en suspender cualquier proceso de selección, promoción del magisterio. Hay procesos que ya están en curso, porque siguen estando en el marco jurídico vigente”, precisó.

Los tiempos no son fáciles y las protestas de la Coordinadora, aliada del presidente en la elección del año pasado, obligaron a tomar una decisión que no parece democrática y es en respuesta a la incapacidad de los operadores para sacar adelante la derogación en el Congreso federal donde además tienen la encomienda de aprobar una nueva ley.