Misas y servicios religiosos se ofician ahora en atrios, salones y casas privadas: Arzobispo

17
Agencia Enfoque

Por: Guadalupe Gálvez

El arzobispo de la Arquidiócesis de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa reconoció que ante la falta de templos, por las graves afectaciones que sufrieron en el sismo del 19 de septiembre, se están oficiando misas de boda, primeras comuniones, bautismos o fiestas patronales, en atrios, salones o casas privadas.

Refirió que el censo de daños a templos e instalaciones religiosas continua, esto a tres semanas del temblor.

 

Hasta ahora, mencionó que suman más de 400 inmuebles afectados, lo que representa 80 por ciento, pues existen 500 templos y parroquias a cargo de la Arquidiócesis. “Hay sacerdotes que no tienen iglesia ni casa parroquial”, lamentó.

 

Dijo que se están buscando alternativas para garantizar la atención espiritual, al referir que la fe se incremento con el sismo, así como la asistencia de los católicos a misa. “Parece que esta sacudida también ha sido una sacudida a la fe. La gente se esta acercando a Dios”, apuntó.

“En Puebla hay iglesias sin atrio como La Conchita, San Jerónimo o La Soledad. Se están buscando espacios o salones, casas privadas, como la primitiva comunidad cristiana, para realizar las celebraciones (…) La fe ha crecido mucho”.

Lo anterior fue comentado por Sánchez Espinosa tras encabezar la homilía dominical en la Basílica de Catedral, dónde recordó la reciente celebración en honor al beato Juan de Palafox y Mendoza, a quien – destacó – no solo se le debe una rica herencia arquitectónica, cultural, e histórica, sino también espiritual.

En el sermón llamó a los fieles a trabajar para fomentar la fraternidad, la paz, el amor y la justicia, que son los frutos que Dios espera de nosotros. “¿Dónde están los frutos de obras buenas?”, remarcó.