Nunca has visto el cielo de esta manera

14

El artista y fotógrafo japonés Kagaya captó imágenes dramáticas de los gases de escape del cohete que brillaban en el cielo estrellado del amanecer sobre el Pacífico.

“Vi el lanzamiento desde la isla de Okinawa y lo fotografié usando mi cámara Sony ?7RIII”, dice Kagaya, quien ha publicado un video imprescindible del evento en Youtube.

El nuevo cohete Epsilon de Japón es relativamente pequeño, diseñado para lanzar satélites científicos a una fracción del costo de sus predecesores más grandes. En esta ocasión, el Epsilon propulsó a órbita un satélite de observación de la Tierra, el ASNARO-2.

Alimentado por células solares y que lleva una gran antena de banda X, ASNARO-2 es un radar de apertura sintética capaz de obtener imágenes de la superficie de nuestro planeta con una resolución de 1 metro.

Poco después del lanzamiento, se vieron nubes noctilucentes (noche brillante) sobre una amplia franja del oeste de Japón mientras los cristales de hielo que se formaban en la estela del cohete captaron los rayos del sol naciente. Estas nubes ocurren de forma natural alrededor de los polos de la Tierra, pero son muy raras en latitudes más bajas, como las de Japón.

En las regiones polares, las nubes noctilucentes son sembradas por partículas de humo de meteoro, que se congelan por el vapor de agua natural que se desplaza hacia el borde del espacio. En Japón, los ingredientes fueron proporcionados por JAXA: el vapor de agua en el escape del cohete mezclado con aerosoles de refuerzo sólido para crear la escena.

Las nubes noctilucentes (tanto artificiales como naturales) son de gran interés para los científicos debido a lo que revelan sobre las teleconexiones de largo alcance y el cambio climático en la atmósfera de la Tierra.

Fuente: Tiempo.com

Te recomendamos

Y el cielo se volvió morado…