Ofrece INAI diagnóstico actual del derecho al acceso a la información

15
México se encuentra en los primeros cinco lugares en la Clasificación Global del Derecho a la Información. // Foto Boletín
México se encuentra en los primeros cinco lugares en la Clasificación Global del Derecho a la Información. // Foto Boletín

Por Redacción

Durante la Jornada en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, organizada por el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, S.J. (IDHIE), se abordó la importancia de no desestimar los esfuerzos que fomentan el trabajo colaborativo entre el Poder y la ciudadanía.

Por tal motivo, la Mtra. María José Montiel Cuatlayol, directora de Gobierno Abierto del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), fue invitada a impartir la conferencia magistral Retos y avances en materia de derecho a la información: a cinco años de la Reforma Constitucional en materia de transparencia.

La internacionalista definió el acceso a la información como un derecho humano plasmado en el Artículo 6° constitucional que garantiza el conocimiento de información pública sin justificar su utilización. La transparencia, en cambio, es una cualidad que implica la apertura de información y procesos de los sujetos obligados que sirve como potenciador del derecho antes mencionado.

Recordó que la Reforma Constitucional de 2014 en materia de transparencia expandió el espectro de sujetos obligados a transparentar información de carácter público. A su vez, promovió la creación de un órgano encargado de la transparencia y el acceso a la información pública, así como el Sistema Nacional de Transparencia.


La utilidad del derecho de acceso a la información recae en el conocimiento y seguimiento de actividades de autoridades públicas, la participación social y la garantía de rendición de cuentas.


La Mtra. Montiel Cuatlayol reconoció que el acceso a la información por sí solo no va a garantizar la mejora de calidad de vida. Por ello, expuso la evolución de la transparencia desde los principios elementales del saber, pasando por la resolución de necesidades focalizadas hasta llegar a la colaboración entre ciudadanía y autoridades.

En complemento a la idea anterior, ofreció el concepto de “conocimiento público útil” como el valor agregado de aquella información a la que se tiene acceso, lo cual puede traducirse en el empoderamiento social y el mejoramiento de la calidad de vida.

Reconoció que la transparencia representa una carga para los servidores públicos, lo cual se ve reflejado en los procesos burocráticos y rigurosos mediante los cuales se da la rendición de cuentas. En virtud de esto, presentó el Banco de Prácticas para la Apertura Institucional, una guía práctica desarrollada por el INAI para facilitar a las instituciones el ejercicio de transparencia.

Te recomendamos: