Oso Polar, una película exitosa grabada con celulares

15
Oso Polar, una película exitosa grabada con celulares
Marcelo Tobar es el director de la película Oso Polar, filmada con un iPhone, y cuenta la historia de un grupo de amigos que se reencuentran en una reunión de generación. La película fue ganadora en el FICM.

 

Oso Polar es la película que fue filmada con teléfonos celulares, el director Marcelo Tobar explicó en entrevista con Oro Noticias que “nos quedamos sin las mejores historias, porque el cine esta monopolizado”, por lo que desea ver que más personas logren hacer cine, personas que puedan contar diferentes perspectivas que acompañados de las nuevas tecnologías traerán nuevas películas.

 

Después de ganar el premio como Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Morelia, el cineasta detalla cómo se siente con su película, “es un hijo que es muy popular en la escuela”, considera que estaba en la esquina de la recamara, pero ahora ya está en la sala y ya no saldrán de ahí.

Tobar mostro su emoción por el reconocimiento que ha generado en la audiencia y detalla que el filme se hizo con locura en la cabeza y muchas ganas de hacer cine. Los cineastas están lejos de otro tipo de creadores, “porque se requiere dinero y aprobación de los productores y crea frustración en los cineastas”, finalizó.

En primera instancia, explica el director, parece que aborda temas como bullying, pero también toma temas como nostalgia e idealización del pasado, además de la violencia inherente en nuestra sociedad que existe en las interacciones de los personajes.

El cineasta cree que no faltan ganas de hacer cine, sino inspiración, porque faltan referentes, porque los jóvenes sienten que es lejísimos, carísimo y elitista, pero las ganas de los jóvenes los llevarán a ser esa nueva camada de cineastas.

El cineasta también dijo que el 14 de noviembre se estrena Oso Polar en cine sala 9 en Cholula, Puebla y actualmente se exhibe en 10 salas en ciudad de México, la historia es protagonizada por Humberto Busto, Verónica Toussaint y Cristian Magaloni.

Por Javier Garzón @Javogarzon