Otorga The Americas Conference of Universities reconocimiento al Rector Alfonso Esparza

11
Por su desempeño destacado al frente de la BUAP y por su compromiso con la educación superior como una herramienta que permite la igualdad y la unión entre la sociedad.// Foto Buap.

Por Redacción

Por sus méritos como máximo representante de la BUAP, así como por su innovación, pero sobre todo por el compromiso que tiene con la educación, en especial con los que menos tienen, el Rector Alfonso Esparza Ortiz recibió este día por parte de The Americas Conference of Universities (ACU) un reconocimiento, con la confianza de que su trabajo  sirva para que la Universidad cumpla su función de brindar oportunidades que igualen y unan a la sociedad.

La distinción fue entregada en el marco de la ceremonia de inauguración de la Tercera Conferencia de Universidades de las Américas “Retos y respuestas de la Educación Superior a los impactos de COVID-19”, en la que participaron rectores de 11 instituciones, 10 de ellas de México. El evento tuvo como objetivo discutir el papel de la educación superior, así como los retos y desafíos que enfrentan las universidades ante una nueva realidad provocada por la pandemia.

Posteriormente, en el primer panel de rectores participaron Alfonso Esparza Ortiz, Rector de la BUAP; Stephen G. Wells, Presidente de New Mexico Tech; Ricardo Villanueva Lomelí, Rector de la Universidad de Guadalajara; Pablo Bedolla López, Rector de la Universidad Mexiquense del Bicentenario; Enrique Fernando Velázquez Contreras, Rector de la Universidad de Sonora; Enrique Padilla Sánchez, Rector de la Universidad Politécnica de Tlaxcala y el doctor Juan de Dios Pineda Guadarrama, quien de forma pública expresó:

“Quiero aprovechar para reconocerle al Rector Alfonso Esparza su nivel de civilidad y su gran institucionalidad, que la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla sigue avanzando no obstante los acechos externos a la institución. Con seriedad, profesionalismo y, sobre todo, madurez política e institucional ha demostrado y tiene la legitimidad y legalidad de toda la comunidad universitaria que lo ponen como uno de los rectores con un gran desempeño en México y a nivel latinoamericano”.

Durante su intervención, los rectores coincidieron que en México, como en otras partes del mundo, las universidades fueron las primeras instituciones que reaccionaron ante la pandemia por COVID-19, incluso antes que los gobiernos, lo que permitió evitar tragedias dentro de las comunidades universitarias. No obstante, esta contingencia también replanteó nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje, que dejaron al descubierto las brechas digitales que se suman a las que ya de por sí existen.

En su participación, el Rector Alfonso Esparza expuso diez puntos que convergen con las estrategias que se plantea la educación universitaria en esta nueva realidad, las acciones implementadas y los desafíos que supone, subrayando los cambios en las formas de estructurar contenidos, organizar y comunicar los procesos de enseñanza aprendizaje, la investigación, la difusión y la gestión universitaria.

Asimismo, recordó que otra de las grandes lecciones de esta crisis es la necesidad de estar capacitados para aprender y adaptarse a un entorno científico y laboral cada vez más cambiante e impredecible. En ese sentido, refirió que el paso obligado a la docencia en ambientes digitales ha exigido afrontar problemas fundamentales que ya aquejaban a la docencia en modalidad presencial, mostrando la urgencia de desarrollar en los estudiantes competencias transversales básicas, como autonomía, visión crítica y capacidad de autoaprendizaje.

El Rector Esparza Ortiz añadió, entre otras cosas, que la presencialidad también juega un papel fundamental en el desarrollo de pedagogías activas, en particular, en aquellas que se basan en el reconocimiento de las personas como actores del proceso educativo, de ahí la necesidad de desarrollar nuevas estrategias para otros entornos de aprendizaje, así como nuevas alternativas de formación universitaria que incluyan la flexibilización de grados actuales.

Las políticas públicas y el tema del financiamiento a la educación, así como el fortalecimiento a la resiliencia del sector de la educación superior, una nueva agenda de transformaciones para las universidades en general y la inclusión urgente de una perspectiva de género en las instituciones de educación superior, fueron otros de los aspectos que planteó.

Te recomendamos