Pacientes con trasplantes renales denuncian desabasto de medicamentos

Pacientes con trasplantes renales denuncian desabasto de medicamentos

Por Guillermo Castillo

Beatriz Adriana Rodríguez, presidenta de la Asociación de Enfermos Renales y Trasplantados Puebla, denunció que entre 150 y 200 pacientes poblanos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con trasplantes de riñón, se han visto afectados desde el año pasado por el desabasto del medicamento Tacrolimus, que les ayuda a aceptar el órgano donado.

Señaló que el laboratorio con el que la administración federal tenía el contrato, dejó de proveer el fármaco porque pretende cobrar una cantidad notablemente más alta de la que recibía por surtirlo.

Mencionó que ante la situación, las farmacias del IMSS comenzaron a surtir sólo la mitad de la dosis que se requiere mensualmente y después, dejaron de hacerlo; por lo que se dio aviso al director del Hospital de San José, que compró un lote emergente y actualmente hay una reserva que, previó, se acabará en poco tiempo.

Indicó que hasta el momento, la única instancia que no presenta problemas es el ISSSTEP; pero los hospitales del IMSS, ISSSTE, Pemex y hasta militares han enfrentado la carencia, que en el caso del Seguro Social, se ha tratado de palear con la prescripción de otros similares.

Sin embargo, apuntó que alrededor de 30 por ciento de los pacientes han presentado resistencia aguda a los otros fármacos, lo que pone en riesgo su salud e incluso, podría hacerlos perder el órgano que recibieron.

Indicó que al buscarlo en una farmacia de especialidad, notaron que su precio pasó de 700 a entre tres y siete mil pesos, lo que derivó en que los propios pacientes hayan comenzado un “mercado negro”, de gente que roba o consigue el fármaco y lo comercializa a través de Facebook, en dos mil pesos.

Por ello, el próximo seis de junio, se le presentará al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, una petición a nivel nacional, donde participarán 600 personas de Puebla, Oaxaca y Veracruz, para que se logre un acuerdo y se reinicie el abasto del medicamento, ya que no es un problema de recorte presupuestal.

Te recomendamos: