Perrito con protuberancias vende cupcakes para pagar su tratamiento

67
Max podría tener neoplasia, y de confirmarse el diagnóstico este padecimiento necesitará un tratamiento a base de quimioterapias.

A través de redes sociales se dieron a conocer las imágenes de una joven en Hermosillo, Sonora, que cada fin de semana vende cupcakes en la Plaza Zaragoza para costear el tratamiento de su perrito husky, el cual tiene varias protuberancias en el cuerpo y podrían tratarse de cáncer.

La mujer identificada como Verónica Yoselín señaló que un hombre que le vendió unos pájaros a su mamá les regaló a Max porque supuestamente tenía otros perros que lo molestaban.

Con el paso de los días notó que el perro tenía una bola en el cuello y lo llevó al veterinario quien le dijo que se trataba de una infección mal tratada, sin embargo, al tocar otras partes de su cuerpo descubrió que Max tenía otras protuberancias.

El veterinario le dijo a Yoselín que los ganglios se volvían masa y que esta era la causa de las protuberancias en el cuerpo de Max. Desde entonces la mujer, madre de una niña de tres años y estilista de perros de profesión, se dedica a vender cupcakes para costear los estudios y el tratamiento del perrito.

Max podría tener neoplasia (células que se pueden diseminar hasta otras partes del cuerpo a través de los sistemas sanguíneo y linfático), en caso que se confirme que el can tiene este padecimiento necesitará un tratamiento a base de quimioterapias.

Te recomendamos

Con información de El Universal