Por falta de recursos fracasa Protaxi

Por falta de recursos fracasa Protaxi

Por Guillermo Castillo

Protaxi, la aplicación móvil que lanzó el gobierno de Puebla para que los taxistas compitieran con Uber, Cabify y otras empresas de redes de transporte, fue sacada del mercado por falta de recursos para su operación.

Alberto Vivas Arroyo, subsecretario de Movilidad y Transportes, confirmó lo anterior a siete meses y medio del lanzamiento de la plataforma en la que, al menos, 100 concesionarios invirtieron un mínimo de dos a tres mil pesos tan sólo para adecuarse a la imagen del proyecto.

En entrevista, indicó que ha recibido peticiones para que la app se mantenga vigente; pero descartó que ello sea posible en el corto plazo, mientras no exista suficiencia presupuestal, pues aseguró que no existía ningún cobro para los beneficiarios.

Cuestionados sobre el asunto, taxistas que en su momento decidieron no involucrarse en el programa, explicaron que Protaxi sí implicaba gastos no previstos e incluso, no contemplados en el reglamento de la Ley estatal de Transportes.

Uno de ellos era el cambio de imagen, aunque se añadían otros como el pago de la revista vehicular y el denominado “cambio de vehículo”. Tan sólo este último trámite tiene un costo de aproximadamente tres mil pesos.

En ese contexto, Oro Noticias realizó una revisión a las tiendas de aplicaciones móviles y encontró que Protaxi ya sólo puede descargarse para dispositivos con sistema operativo iOS; pero aún cuando puede instalarse, ya no es funcional, pues no permite avanzar en la validación del número celular del equipo.

Mientras tanto, las redes sociales de la app han permanecido inactivas desde el 31 de diciembre pasado, días después de difundir una esquela por la muerte de la ex gobernadora Martha Érika Alonso Hidalgo.

Cabe recordar que el gobierno de Pueba invirtió cinco millones 974 mil pesos para el desarrollo de la app y en su momento, estuvo a cargo de Inovaweb Soluciones Tecnológicas de México SA de CV, cuyo el contrato (el SIMT-LPN072-582/2018) estableció que a partir del 14 de diciembre, cuando inició la gestión de Martha Érika Alonso, el servicio y su servidor pasarían a manos del gobierno estatal, que requeriría al menos 19 personas para operar el servicio.

Te recomendamos: