Presenta IBERO Puebla modelo académico híbrido para otoño 2020

17
Arrancará su próximo periodo académico desde la virtualidad y regresará al campus cuando el semáforo epidemiológico lo permita. // Foto IBERO

Por Redacción

La pandemia de Covid-19 ha trastocado todas las dimensiones de la vida; las comunidades educativas no están exentas. Así lo reconoció en rueda de prensa el Mtro. Mario Ernesto Patrón Sánchez, Rector de la IBERO Puebla. Ante la incertidumbre que supone el contexto pandémico, la necesidad de reinvención ha establecido el nuevo modus operandi la Universidad Jesuita.

Como expuso Patrón Sánchez, el periodo académico otoño 2020 se constituirá por un modelo híbrido con tres pilares: cuidado de la salud de la Comunidad Universitaria, calidad académica y viabilidad financiera tanto de la Institución como de las familias del estudiantado.

A nivel académico, los planes de estudio estarán montados en modalidad digital y en la semipresencialidad, esta última tan pronto como el semáforo epidemiológico permita el regreso a las aulas. Al mismo tiempo, comentó que se ha invertido en infraestructura tecnológica para garantizar el proceso educativo. “Más del 70% de nuestro presupuesto se va a la planta docente”, indicó.

La educación a distancia requiere de la duplicación de esfuerzos por parte de estudiantes y profesores. Sobre la capacitación al personal docente, indicó que existe un acompañamiento tecnopedagógico para reforzar las competencias de las y los profesores ante el escenario inédito.

La presencialidad está preparada para un aforo controlado, garantizando la distancia segura en las instalaciones a través de instrumentos de señalética. También se ha reforzado el Servicio Médico universitario a través de la integración de nuevo personal, así como la ejecución de procesos de desinfección de todo el campus, adquisición de cámaras termográficas e instalación de lavabos y dispensadores de gel antibacterial.

Para el Mtro. Patrón Sánchez, cuidar la viabilidad financiera ha supuesto que ningún colaborador se vaya de la Universidad y que ningún estudiante deserte por falta de recursos. Para ello, se conformó un comité especializado para analizar y atender casos particulares de alumnas y alumnos con necesidades económicas.

En concreto, se refirió a la inversión de más de 5 millones de pesos en apoyos personalizados para estudiantes. Del mismo modo, hubo estímulos económicos durante las últimas dos exhibiciones del periodo Primavera 2020, así como una oferta especial para la inscripción de materias durante el periodo Verano 2020. “Queremos ser congruentes y solidarios con la economía familiar”, cerró.

Retos en la agenda

En el marco del primer aniversario de la victoria de Miguel Barbosa Huerta en las elecciones extraordinarias de Puebla, el Mtro. Mario Patrón recordó la Agenda Institucional: de la reflexión a la acción, ejercicio de la Universidad Jesuita presentado con motivo de la llegada de la nueva administración. Se refirió a cuatro ejes fundamentales: salud, economía, soberanía alimentaria y violencia y seguridad.

Sobre los primeros dos rubros, indicó que, a nivel mundial, no existe una fórmula que pueda conjugar el cuidado económico y sanitario de manera plausible. Señaló que la estrategia de semáforo epidemiológico no ha controlado la pandemia ni frenado el incremento en contagios y defunciones.

La inminente caída del PIB y los altos índices de desempleo dan cuenta de una estrategia fallida. En lo económico, es necesario posibilitar la recuperación rápida de los impactos de la crisis. Esto es, consideró, la emisión de incentivos que garanticen los ingresos directos de las personas, especialmente al sector informal y a las pymes.

En cuanto a la seguridad alimentaria, recordó que 130 millones de personas se encontrarán en situación de hambre en todo el mundo; para México, la prospección prevé 10 millones de nuevos pobres. Ambas circunstancias atienden a problemáticas ya existentes que fueron potenciadas por la pandemia.

Los índices de la violencia tampoco han bajado: marzo de 2020 ha sido el mes más violento en el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador. “Nos parece muy relevante que los gobiernos inviertan en seguridad. En Puebla, nueve de cada diez ciudadanos no se sienten seguros”.

Patrón Sánchez indicó que no se ha cuidado el proceso legislativo respecto a la Ley de Educación local. No obstante, dijo: “No hemos advertido que haya un riesgo injerencista o expropiatorio. Tiene una dimensión de diversidad educativa e inclusividad”. Reconoció que la ley tiene conceptos ambiguos, por lo que se sigue apostando a un proceso de trabajo con la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Te recomendamos