Probabilidad de que se repitiera un sismo en el mismo día y lugar era del 5%

7

La probabilidad de que se produzca un terremoto el mismo día y con 32 años de diferencia es del 5 por ciento en un país como México donde se registra una media de dos potentes sismos al año con una magnitud superior a 7 en la escala de Richter.

"Calculamos que las probabilidades son del 5 por ciento, aunque habría que matizar varios supuestos", explicó Vala Hjorleifsdottir, investigadora islandesa del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Al impacto emocional del fuerte terremoto del pasado martes que sacudió el centro de México se sumó el hecho de que era el 32 aniversario del destructivo sismo del 19 de septiembre de 1985 que quedó en la memoria de los residentes capitalinos como un gran desastre, ya que murieron oficialmente alrededor de 20 mil personas.

Detalla que si se considera cualquier día resulta que la probabilidad de un temblor fuerte "no es muy alta", pero que la misma se incrementa al tomarse en cuenta los muchos años que han pasado desde el ocurrido el 19 de septiembre de 1985.

"Si se juntan todas las probabilidades de todos los años de que en alguno de los 32 años haya pasado un evento grande el 19 de septiembre, llegamos al 5 por ciento de probabilidad, 1 en 20", explica la investigadora, con siete años de antigüedad en el Instituto.

Sobre la posibilidad de que vuelva a ocurrir otro gran temblor en algún 19 de septiembre en el futuro, sostiene que es "claro que puede pasar y con la misma probabilidad del 5 por ciento".

Hjorleifsdottir admite que estas probabilidades parten de "números muy pequeños" porque no se conocen bien las estadísticas (históricas), aunque precisa que en los últimos 100 años se han registrado más de 50 sismos de magnitud 7 y mayor.

Como punto de referencia, de comparación, la investigadora islandesa señala a un automovilista que si conduce poco la posibilidad de accidente es menor a manejar todos los días.

Toda esta sucesión de temblores se explican, según la directora del SMN, Xyoli Pérez Campos, porque México "está en un contexto tectónico complicado" por la interacción de cinco placas tectónicas, las de Cocos, de Norteamérica, del Pacífico, de Rivera y del Caribe.