Pruebas y declaraciones comprobarán desvío de la familia Jenkins

124
Los abogados Virgilio Rincón y Alejandro González Muñoz se quedaron con más de 2 millones de pesos por su colaboración en el desfalco // Foto Archivo Agencia Esimagen.

Por Vera Fernández

La declaración y aportación de pruebas de un “testigo clave” ayudaría a comprobar el desvío millonario que realizó la familia Jenkins de Landa para vaciar los fondos de la Fundación Mary Street Jenkins, en complicidad con dos de sus abogados.

Al testificar ante la Fiscalía General de la República (FGR), el testigo en cuestión aportó un contrato que comprueba que los Jenkins de Landa pactaron con el abogado Virgilio Rincón Salas una estrategia para sacar 700 millones de dólares de la fundación.

Además, acordaron la forma de desviar todo el patrimonio fuera del país, a través de jurisdicciones ilegales, para enviarlo a paraísos fiscales en Barbados y Panamá, donde buscaron corporativos en los que se pudiera ocultar el dinero que pertenecía al organismo.

Te puede interesar: Toma de la UDLAP afecta a 10 mil alumnos, dice Fundación Jenkins

De acuerdo con el comunicado que fue enviado por el nuevo Patronato, los abogados Virgilio Rincón y Alejandro González Muñoz se quedaron con más de 2 millones de pesos por su colaboración en el desfalco, dinero que también fue enviado a otros paraísos fiscales.

Además, se señala que los integrantes de la familia Jenkins de Landa pretenden demandar al Estado Mexicano por haberlos despojado de su carácter de patronos en la Fundación Mary Street Jenkins y en la Fundación Universidad de las Américas Puebla (Udlap).

Ante ese panorama, tendrán que esperarse los resultados que arrojen las investigaciones internacionales y nacionales para esclarecer el desfalco de 700 millones de dólares que se efectuó en la institución filantrópica.

Te recomendamos