Puebla está diciendo adiós a los desechables

107

Por Erika Lilian Contreras | @ErikaLili_an 

Puebla ya comenzó a reemplazar los desechables de un solo uso con desechables a base de hueso de aguacate, fécula de maíz y bagazo de caña.

Gracias a estos materiales se pueden usar desechables sin contaminar en fiestas, ferias o al pedir comida a domicilio, pues volverán a la tierra en cuestión de meses.

Un ejemplo de esto es la Feria del Molote de San Pedro Cholula, que en julio repartirá este platillo típico en charolas y vasos totalmente biodegradables y compostables.

Esto es posible con empresas preocupadas por el medio ambiente como Biogreendes. La cual comercializa residuos de la caña, el maíz y el aguacate que han sido transformados en bolsas, empaques, servilletas, cubiertos, platos y vasos que resisten altas y bajas temperaturas.

El investigador de materiales de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Alfredo Maciel Cerda, explica que los polímeros biodegradables se degradan por bacterias y hongos en ambientes húmedos.

Por esto, Yara Vargas, trabajadora de Biogreendes, explica que al momento de tirar los desechables biodegradables y compostables se deben dejar los restos de comida dentro, así las bacterias y microorganismos se comerán la basura.

En este proceso entra en juego la temperatura, la tierra, la lluvia, líquidos de la basura y donde se tira la basura.

Wendy Novelo explica que también existen desechables degradables, la diferencia es que funcionan con químicos que aceleran la degradación y no son necesariamente amigables con el planeta.

Los desechables fabricados con polímeros biodegradables vuelven a la tierra en tres meses, en cambio, los desechables de unicel tardan desde cientos a miles de años en degradarse. Por su parte, a los desechables de plástico les toma décadas en degradarse en el medio ambiente.

Los desechables de unicel pueden encontrarse en 50 centavos la pieza mientras que los de polímeros biodegradables están en uno o dos pesos.

En Puebla se desechan 4 millones 217 mil 944 toneladas de residuos sólidos y aunque para 2020 la capital poblana penalizará el uso de productos de plástico desechable, en el país producen 50 mil toneladas de unicel cada 100 días de trabajo.

TE RECOMENDAMOS