Que asesinato de Ximena y José Antonio sirva para un cambio en México: padres

131
Los deudos demandaron a las autoridades que el asesinato de los jóvenes no quede impune. // Foto Agencia Esimagen

Por Alejandra Olivera

“Que el sacrificio de la vida de nuestros hijos sirva para hacer un cambio en México”, señaló Leonor Cerpa, madre de José Antonio Parada Cerpa uno de los estudiantes asesinados en Huejotzingo, mientras que Jorge Quijano padre de Ximena, exclamó que su hija amaba México, pero éste país se la quitó.

En un mensaje que ofrecieron a medios de comunicación tras asistir a la misa que se celebró en la UPAEP en memoria de sus hijos, así como de Francisco Javier Tirado, estudiante de la BUAP y José Manuel Vital, conductor de Uber, los deudos demandaron a las autoridades que el asesinato de los jóvenes no quede impune, pues sus hijos vinieron a México con el sueño de ser los mejores doctores del mundo.

Jorge Enrique Quijano Palacios y Sonia Hernandez Berreo, padres de Ximena, recordaron a su hija como “una loca” que decidió estudiar medicina para salvar vidas, incluso la de delincuentes porque en un hospital tienen que atender la vida de cualquier persona.

“Salvaron vidas de delincuentes, entonces por qué vienen estos bellacos y me les quitan la vida no hay palabras, ya he llorado mucho y lo que me falta” expresó Jorge Quijano.

Asimismo, exigió justicia y que toda la sociedad se una para gritarle a las autoridades que se aplique la ley, pues dijo que en ocasiones las leyes protegen a los delincuentes.

“A uno le duele la corrupción de las naciones en los países cómo se vive en el mío, yo sé que también se vive acá, eso también hace que la impunidad exista y esté de moda, muchos que tienen dinero pueden comprar un juez“, acotó.

No obstante, agradeció a los mexicanos porque desde el mes de agosto hasta el domingo pasado que los estudiantes estuvieron en el país fueron “los chinos” más felices aprendiendo una profesión que amaban.

En tanto Angélica Leonor Cerpa y José Antonio Parada Fonseca, padres del joven José Antonio Parada a quien su madre recordó como “Coti” señaló que la última vez que abrazaron a su único hijo fue en diciembre cuando visitó su país, donde lo apreciaron más maduro tras su estancia en la UPAEP y el Hospital General de Cholula.

Pidió a los medios dar continuidad al caso para que no haya impunidad, por ello mencionó que “Sí tocó sacrificar la vida de dos personas que se querían venir a México, esto sea el inicio de un cambio en el país”.

Por último agradeció a las autoridades la investigación que realizan, así como al Servicio Médico Forense (Semefo) su ética al darles el dictamen forense y mostrarles a sus hijos, cuyos cuerpor trasladarán a Colombia en las próximas horas.

Te recomendamos