¿Quién mece la cuna detrás del caso Carlos Loranca- ‘El Cachetes’?

125
Carlos Loranca y El Cachetes
Carlos Loranca y El Cachetes

El magistrado Carlos Loranca Muñoz fue suspendido por el Consejo de la Judicatura Federal de su cargo como presidente del Segundo Tribunal Colegiado en materia penal y civil del Decimoséptimo Circuito en Chihuahua, lo investigan por su sociedad con el presunto huachicolero, Othón Muñoz Bravo, alias “El Cachetes”, quien sigue en libertad un proceso penal.

El magistrado poblano, que aspiró a ser Ministro, fue enviado a Chihuahua el 16 de octubre del año pasado luego de que empezó su investigación cuando era titular de un tribunal federal Unitario en Puebla. Loranca era socio en una gasolinera en Acajete de “El Cachetes”.

Ayer se publicó una circular informativa colocada en las puertas del Primer Tribunal Unitario del Sexto Circuito, en el cual se informa que el Consejo de la Judicatura Federal ordenó en la sesión del pleno del 29 de noviembre del 2017 que iniciara la investigación al magistrado Loranca en el tribunal que dirigió con sede en San Andrés Cholula.

La investigación está a cargo del magistrado Eligio Nicolás Lerma Moreno, quien funge como Visitador Judicial “A” y empezó de inmediato con los trabajos para compilar más casos sobre el actuar del magistrado suspendido.

El magistrado Lerma Moreno “se encuentra practicando visita extraordinaria de inspección con relación a la actuación del magistrado de Circuito del Primer Tribunal Unitario del Sexto Circuito, con residencia en San Andrés Cholula, Carlos Loranca Muñoz”.

Además “se recibirán quejas que por escrito o verbalmente hubiere en contra de los servidores públicos que integran o han integrado el órgano jurisdiccional”. Loranca está suspendido hasta que haya un reporte final de las pesquisas.

Carlos Loranca y sus hijos forman parte de la sociedad “Energéticos Muñoz”, cuyo accionista mayoritario es Othón Muñoz, quien fue detenido por la Marina en su casa en Lomas de Angelópolis por narcotráfico y posesión de armas de uso exclusivo del Ejército.

El magistrado era el propietario del terreno en donde se construyó la gasolinera en Acajete. Loranca le vendió el predio a la empresa de El Cachetes, en la que él y sus hijos participaron como accionistas, con base en el contrato de compra-venta celebrado el 17 de abril de 2015 en la Notaría 55, la cual señala que el predio de mil 112 metros cuadrados fue vendido en 450 mil 990 pesos.

Othón Muñoz Bravo, “El Cachetes”, el senador panista Javier Lozano Alarcón y el magistrado Loranca aparecen en una comida en el fraccionamiento de Atlixco “El Cristo”, el mismo lugar que fue cateado el 20 de agosto por la Marina.

El caso de Othón Muñoz no está cerrado por más que haya presiones de poderosos políticos locales por terminar con el tema, la investigación de la Judicatura no es un hecho fortuito y tiene el visto bueno del Presidente de la Corte.

Ni el operativo de la Marina para detener a El Cachetes, que actualmente se encuentra libre bajo fianza, ni la investigación del Poder Judicial a Loranca son acciones que se toman de forma unilateral. ¿Quién mece la cuna?