Rechazan recurso de Gerard Piqué para no pagar impuestos atrasados

piques
La Audiencia Nacional de España rechazó los recursos presentados por Gerard Piqué para no pagar 2.1 millones de euros en impuestos atrasados.

La Audiencia Nacional de España desestimó el recurso presentado por Gerard Piqué contra una decisión del Tribunal Económico-Administrativo Central que le obliga a pagar 2.1 millones de euros por conceptos de impuestos atrasados y multas.

Según la sentencia del 13 de mayo de 2019, la Audiencia Nacional desestimó el recurso contencioso-administrativo presentado por Gerard Piqué contra la resolución dictada por el Tribunal Económico-Administrativo Central, “por el concepto tributario Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2008-2009-2010, y contra el acuerdo de resolución del procedimiento sancionador de fecha 5 de junio de 2013 con cuantías de 1,457,855.61 euros y 678,012.59 euros respectivamente”.

Esta sentencia, que obliga al futbolista a pagar 2.1 millones de euros, es susceptible de recurso de casación.

La regularización practicada por la inspección se debió a que Gerard Piqué “obtuvo rendimientos del trabajo como jugador de fútbol profesional residente en España (procedentes del Real Zaragoza, del Manchester United y de la Federación Española de Fútbol) y rendimientos de capital mobiliario (por cesión de derechos de imagen; por intereses derivados de la concesión de préstamo a entidad vinculada; por cantidades satisfechas por el sponsor británico; por utilidades derivadas de la condición de socio; por intereses de cuentas bancarias en España y en el Reino Unido)”.

La Audiencia Nacional de España desestimó el recurso presentado por Gerard Piqué contra una decisión del Tribunal Económico-Administrativo Central que le obliga a pagar 2.1 millones de euros por conceptos de impuestos atrasados y multas.

Según la sentencia del 13 de mayo de 2019, la Audiencia Nacional desestimó el recurso contencioso-administrativo presentado por Gerard Piqué contra la resolución dictada por el Tribunal Económico-Administrativo Central, “por el concepto tributario Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicio 2008-2009-2010, y contra el acuerdo de resolución del procedimiento sancionador de fecha 5 de junio de 2013 con cuantías de 1,457,855.61 euros y 678,012.59 euros respectivamente”.

Esta sentencia, que obliga al futbolista a pagar 2.1 millones de euros, es susceptible de recurso de casación.

La regularización practicada por la inspección se debió a que Gerard Piqué “obtuvo rendimientos del trabajo como jugador de fútbol profesional residente en España (procedentes del Real Zaragoza, del Manchester United y de la Federación Española de Fútbol) y rendimientos de capital mobiliario (por cesión de derechos de imagen; por intereses derivados de la concesión de préstamo a entidad vinculada; por cantidades satisfechas por el sponsor británico; por utilidades derivadas de la condición de socio; por intereses de cuentas bancarias en España y en el Reino Unido)”.

Te recomendamos

Fuente Marca