Reforma Electoral: poblanos marchan al grito de “El INE no se toca”

83
Foto: EsImagen

“Mi voto importa, INE no se toca” fue la principal consigna de miles de ciudadanos que acudieron al Zócalo de Puebla para manifestarse, por segunda ocasión en menos de tres meses, en contra de la Reforma Electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la movilización que se llevó a cabo este domingo 26 de febrero en el primer cuadro de la capital poblana, integrantes de la sociedad civil, servidores públicos y liderazgos de partidos políticos de oposición se unieron para exigir que la SCJN anule el denominado “Plan B”.

A partir de las 10:00 horas, la plancha del zócalo comenzó a llenarse, a cuenta gotas, de personas que vestían de blanco y rosa y cargaban pancartas alusivas a la defensa que pretende realizarse en favor del Instituto Nacional Electoral (INE).

Los participantes se congregaron alrededor de un templete que fue colocado a un costado de la Catedral, donde se proyectaron imágenes de las manifestaciones que se realizaron de forma simultánea en más de 80 ciudades del país, incluida la Ciudad de México.

El objetivo común fue manifestar un rechazo colectivo hacia el conjunto de reformas que fueron aprobadas por el Congreso de la Unión y están en espera de su promulgación, ya que trastocan la operación del INE y debilitan el sistema democrático actual.

Al principio, sólo cuatro o cinco personas se animaron a tomar el micrófono para entonar distintas consignas que eran replicadas por pocas voces. El ánimo fue creciendo después de algunos minutos, conforme llegaba más gente.

“A defender al INE, a eso vine”; “INE aguanta, el pueblo se levanta”; “Corte, escucha, mi voto no se toca”, resonaba al unísono.

Las pancartas también formaron parte de las impresiones que dejó la manifestación pacífica, mismas en las que se plasmaron diferentes leyendas como “Mi voto es libertad y democracia”; “Mi voto me defINE” y “Mi voto, el INE y la democracia no se tocan”.

Alrededor del mediodía, las decenas de personas del inicio ya se habían convertido en más de dos mil, quienes en conjunto aplaudieron a los oradores que subieron al templete para explicar por qué resulta dañino el “Plan B”.

Reúnen firmas para tirar Plan B ante la SCJN

Durante su intervención Moroni Pineda Monroy, líder de la organización civil “Unidos Sí por México”, convocó a los participantes a formar una petición que será enviada a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Lo anterior, con la finalidad de exigir que las ministras y ministros del máximo tribunal reviertan el “Plan B” que fue aprobado por el Congreso de la Unión, al considerar que las reformas son inconstitucionales.

“Pedir que cada una de esas firmas sea escuchada a la hora que ellos tomen consideraciones sobre el rechazo del llamado Plan B. Pedirles que todos puedan pasar a esa mesa a poner su firma, porque es muy importante darle a conocer a la Suprema Corte nuestra postura como ciudadanas y ciudadanos”, sostuvo.

La movilización contra la Reforma Electoral de López Obrador culminó cuando entonaron al Himno Nacional Mexicano.

Actores políticos, sin tomar protagonismo

A diferencia de la marcha en defensa del INE que se llevó a cabo en noviembre del año pasado, esta vez los actores políticos no tomaron protagonismo ni quisieron resaltar entre la multitud de ciudadanos.

Sin estar al frente o algún lugar visible fue más complicado identificar a los dirigentes, funcionarios, diputados locales y federales que acudieron a la movilización de este domingo.

Entre las figuras políticas se observó a Augusta Díaz de Rivera Hernández, Néstor Camarillo Medina y Carlos Martínez Amador, presidentes estatales de los partidos opositores PAN, PRI y PRD, respectivamente.

También acudió los legisladores federales de Acción Nacional, Carolina Beauregard Martínez, Mario Riestra Piña, Ana Teresa Aranda Orozco, Genoveva Huerta Villegas y Humberto Aguilar Coronado “El Tigre”.

Además de los diputados locales Rafael Micalco Méndez, Nancy Jiménez Morales y Laura Zapata Martínez; así como el presidente municipal de la capital, Eduardo Rivera Pérez, acompañado por su esposa, Liliana Ortiz.

Por: Vera Fernández
Editor: Guillermo Leal