Robbie Williams y su controvertida actuación en apertura de Rusia 2018

Robbie Williams y su controvertida actuación en apertura de Rusia 2018
El cantante estuvo acompañado en el escenario por la soprano rusa Aida Garifullina, pero la polémica llegó casi al final de su actuación, cuando el británico hizo el popular ademan del dedo medio.

La “fiesta” inaugural del Mundial de Rusia 2018 comenzó este jueves en el estadio Luzhniki de Moscú sin grandes pompas pero con el plato fuerte de la actuación del cantante inglés Robbie Williams.

El popular intérprete arrancó la ceremonia media hora antes del inicio del primer encuentro.

La aclamada soprano rusa Aida Garifullina fue otra de las atracciones de una ceremonia con un marcado tono musical, a diferencia de otras fiestas inaugurales, más inclinadas a grandes coreografías.

Antes de que comenzara la ceremonia, el arquero Iker Casillas, capitán de la selección española que ganó el Mundial en 2010, se encargó de llevar el trofeo al césped del estadio Luzhniki. Le acompañó la modelo rusa Natalia Vodianova.

La ceremonia fue un cóctel entre los principales exponentes del alma rusa, la música clásica, las bellas artes y el ballet, y los nuevos ritmos de la cultura popular.

La estrella del pop británico fue el encargado de animar la fiesta y convertir el estadio en una discoteca con canciones como “Let me entertain you”, “Feel” o “Rock DJ”.

Mientras, el alma rusa estuvo representada por bailarines, pianistas, violinistas y un arpa que puso la nota sentimental a un día de futbol.

Uno de los momentos culminantes fue cuando Williams y la soprano rusa Aida Garufillina -que a los 31 años ha conquistado la Ópera de Viena- interpretaron juntos uno de los mayores éxitos del británico: “Angels”.

La polémica actuación en la ianuguración del Mundial

La polémica ha llegado casi al final de su actuación, cuando el británico hizo el popular ademan con el dedo anular y que muchos lo ha tomado como una ofensa y han criticado el gesto a través de las redes sociales, pensando que se trataba de una burla a la competición.

Sus fans, en cambio, le han defendido, asegurando que no tenía nada de polémico y que se trataba de “un recurso más” para animar el show. El cantante, por el momento no ha especificado cuáles han sido sus intenciones, aunque algunos creen que podría haberla dedicado a los homófobos.

Pese a que la federación alegó que su elección se debía a que Williams era todo un “icono de la música global”, no todo el mundo vio clara esta decisión. Especialmente, después de que él mismo tanteara si cantaba su controvertido single Party Like a Russian, con el que ridiculiza al mismo Putin. Finalmente, ha decidido no incluirlo en el set-list.

Pese a la polémica, los fans se han alegrado de volver a ver a Williams sobre el escenario. Hace unos meses, suspendió varios conciertos “por enfermedad”. Más tarde, aseguró que sufría “anomalías en el cerebro”. En una entrevista al diario The Sun manifestó por primera vez que los “problemas de salud mental están boicoteando mi vida. Tengo una enfermedad que quiere matarme y está en mi cabeza, así que tengo que protegerme de eso”, sentenció, dejando preocupados a sus seguidores. Este jueves, ha aparecido totalmente recuperado.

Por AFP/La Vanguardia

Te recomendamos:

Así inauguró el Mundial Vladimir Putin 🗣