Rock de Combate | La radio del Futuro

35

Como lo hemos manifestado en las distintas entregas de #RockDecombate la música y los movimientos sociales suelen ir de la mano y con la “Movida Madrileña” no hubo excepción.

Hoy en día España es una de las naciones donde se pueden encontrar las fusiones de varias culturas y donde temas “sensibles o polémicos” son tratados con mucha normalidad.

Pero “La madre patria” no siempre fue así, ya que en el periodo de la dictadura de Francisco Franco, España era una de las naciones más conservadoras del mundo, por lo que una vez que Franco falleció, los habitantes de las ciudades más importantes encontraron en distintas plataformas, el escaparate perfecto para perpetrar un cambio en la mentalidad de todo un país.

Los comienzos de La Movida Madrileña fueron entre 1977-1978 alrededor de los grupos musicales de la Nueva Ola Madrileña, primera hornada punk en Madrid a imitación de lo que sucedía en varias ciudades anglosajonas (Londres, Nueva York, Los Ángeles) en esos mismos días.

A pesar de que en esta época era difícil para cualquier banda grabar un disco, varias agrupaciones españolas contaron con el apoyo de radiodifusoras y locutores que les daban espacio en sus programas pasando al aire sus maquetas. Algunos de estos shows radiofónicos fueron “Disco Grande”, “Dominó”, “Dinamita” y “El Búho”, en donde por ejemplo, aparecieron canciones de Miguel Ríos.

Sin embargo los dos eventos que terminaron por dar inicio a “La Movida Madrileña” fueron el “Concierto Homenaje a Canito” como tributo al baterista de la banda “Tos”, José Enrique Cano, quien murió en un accidente automovilístico en Diciembre de 1979, llevado a cabo el 9 de febrero de 1980 en la Escuela de Caminos de Madrid, donde actuaron grupos como Mermelada, Nacha Pop, Mamá , Paraíso, Alaska y los Pegamoides, Trastos, Mario Tenia y los Solitarios y Los Rebeldes.

Otro gran evento fue organizado por estudiantes de arquitectura de de la Universidad Politécnica de Madrid, conocido como “El Concierto de Primavera” que duró cerca de 8 horas.

Después de estos eventos, la música y principalmente el rock, causó gran sensación entre el pueblo español, lo que dio entrada al nacimiento de sellos discográficos independientes como Nuevos Medios, Spansuls, TicTac, Tres Cipreses, Lollipop quieren acogieron a muchos grupos, con lo cual la escena rocanrolera ibérica gozó de mucha diversidad.

La Movida Madrileña dejó un enorme legado cultural dado su carácter innovador, liberalizador y moderno que supo romper con el tradicionalismo de la sociedad franquista. Los grandes centros de la movida madrileña fueron la propia capital, Barcelona y Bilbao, además colaboró para que varios temas sociales como la despenalización de la homosexualidad, la apertura del mercado anticonceptivo y el feminismo salieran a flote en España.

En esta “Movida Madrileña” resaltaron grupos españoles que marcaron época en el Rock en Español, tales como Alaska y Dinarama, Hombres G, Nacha Pop, sin embargo una agrupación que logró crear una sinergia e hibridación de ritmos fue “Radio Futura”, banda formada en 1970 principalmente por los hermanos Santiago y Lios Auserón en la voz y bajo, respectivamente ; acompañados por Enrique Sierra en la guitarra.

Su primer álbum “Música Moderna” publicado por la disquera “Hispavox”, fue un gran punto de inflexión en la Movida Madrileña. Es un álbum con tintes punk debido a su producción creativa pero simple y que retrata vivencias de la juventud española a principios de la década de los 80’s.

A lo largo de su carrera, Radio Futura mostró grandes influencias de músicos y bandas como David Bowie, T-Rex, Talking Heads y The Clash.

En este disco fue notable la influencia de The Clash y los Talking Heads 

Sin embargo, la disquera Hispavox cometió el pecado de intentar controlar en demasía a la banda al grado de obligarlos a actuar con Playback, lanzar ediciones y sencillos sin el consentimiento de los integrantes de Radio Futura y no darle entrada a los nuevos temas que componían mientras estaban de gira.

El único camino que le quedó a la agrupación fue esperar a que el contrato con la disquera terminara “para poder liberarse”. Fue entonces cuando en 1983, finalmente estaban disponibles para firmar ahora con el sello Ariola con el cual editaron su segundo álbum “La Ley de desierto/ La Ley del mar” donde ofrecieron un sonido renovado, además de mejor producido.

“Escuela de Calor” demostró la frescura que la banda traía guardada mientras era prisionera de su anterior disquera, y se convirtió no solo en el single más existoso de este álbum, sino en una de las canciones más conocidas del rock en español.

From the album “La ley del desierto/La ley del mar”, 1984.

Según expertos de la época, este álbum marcó la transición de Radio Futura a sonidos más latinos, dejando de lado su inicial influencia del “new wave” inglés.

Este álbum incluye el tema “Semilla Negra” que fue compuesto por Santiago Auserón en un principio para el cantante Miguel Bosé, quien descartó cantar el tema por lo cual fue incluido en el álbum y también tuvo un gran éxito.

En 1985 la banda quería más, por lo que a pesar de significar un gasto considerable, decidieron viajar a Londres para grabar lo que se convirtió en su tercer álbum “De un País en Llamas”, el cual significó un salto definitivo en el sonido de la banda y se acercó a temas más movidos y bailables, alimentados por las geniales líneas de bajo de Luis Auserón, y temas como “No Tocarte” y“Han caído los Dos”, y “La vida en la Frontera”, son las perfectas pruebas de la sinergia positiva que la banda acarreó desde su liberación de “Hispavox”.

El mismo Santiago Auserón definió así este álbum: “ Representa un momento más maduro de nuestro periodo de reflexión sobre el pop-rock europeo”.

El álbum fue todo un éxito, y colocó a Radio Futura por encima de todas las bandas de la época en la cultura popular española.

De ahí la banda sufrió modificaciones en su estructura, sobre todo en la batería y el teclado, ya que la disquera los conminó a profesionalizar al máximo tanto su sonido como la forma de trabajar, por lo cual buscaron vestir más su sonido y para ello requerían un baterista que se complementará mejor con el resto de los instrumentos, sobre todo con el bajo. Por estos requerimientos el percusionista Carlos Torero se unió a la batería de Radio Futura.

Para 1987, nuevamente van al extranjero para grabar un álbum, aunque esta vez su destino fue la ciudad de New York, y el álbum en cuestión fue “La canción de Juan Perro”; Radio Futura usó el mismo estudio de grabación(Sigma Sounds) de una de sus bandas favoritas, “Talking Heads”.

Al contrario que en el álbum anterior “De un país en llamas”, para “La canción de Juan Perro” utilizaron un proceso de grabación “más natural”, evitando el uso de tecnología y arreglos de postproducción, por lo que contrataron al percusionista cubano, Daniel Ponce.

Este disco simbolizó la apertura definitiva de Radio Futura a la combinación de todos los géneros posibles, dando como resultado una pieza exquisita tanto musical como líricamente. Si se me permite la comparación, vendría siendo su “London Calling”.

El álbum fue bien recibido por el público en cuanto a ventas, igualando de forma muy rápida a sus antecesores, y aunque al parecer los críticos se resistieron a aceptarlo debido a su diversidad musical, con el tiempo “La canción de Juan Perro” se convirtió en uno de los álbumes más importantes del rock en español con canciones como “A cara o Cruz”, con influencias de rumba, Reggae en “La Negra Flor”, funk en “37 Grados”, y Rythm and Blues en un baile de Perros.

“A Cara o Cruz” es una muestra de las genial capacidad de hacer rimas de Radio Futura.

Pero este disco también incluyó influencias literarias en temas como “Annabel Lee” que es una traducción del poema con el mismo nombre de Edgar Allan Poe y “Lluvia del Porvenir” está inspirada en “Pedro Páramo” de Juan Rulfo.

Con este álbum Radio Futura no solo terminó de consolidarse en España, sino que en nuestro país también logró amplio reconocimiento que sin duda influenció a las bandas de la época. El concierto más emblemático de Radio Futura en nuestro país tuvo lugar en el Hotel México (Hoy WTC).

En 1990, después de lanzar un álbum en directo, Radio Futura lanzó “Veneno en la Piel, un álbum tal vez no tan bueno como sus antecesores pero que así y todo dejó grandes éxitos como la canción del mismo nombre y “Corazón de Tiza”.

La banda se sintió rebasada por la producción que la discográfica les exigía, y creyeron que el proyecto tenía que llegar a su fin, esto sumado a enfermedades de miembros del grupo,derivaron en la disolución en 1992, una vez que cumplieron con todos los compromisos que habían firmado en el contrato con Ariola, en la que se incluía el lanzamiento de un disco, el cual fue “Tierra Para Bailar” que no fue más que un álbum con remezclas de canciones ya existentes.

En años anteriores, los medios de comunicación “jugaron con la idea” de un reencuentro de Radio Futura, lamentablemente estos rumores llegaron a su fin con la muerte del guitarrista Enrique Sierra por problemas renales en 2012.

El legado de Radio Futura quedará como una de las bandas más importantes de la movida madrileña y del rock en español; sin duda su capacidad de combinar géneros y hacernos bailar quedará intacta, pasen las generaciones que pasen.

No me gustaría dejar fuera de este texto el álbum solista de Santiago Auserón bajo el nombre artístico de Juan Perro, lanzado en 1997 con el nombre de “La Huella Sonora” donde al igual y como lo hizo en Radio Futura, mezcló diversos géneros de forma magistral.