Rock de Combate| Predicar con la guitarra en la mano

“Esta máquina mata fascistas” se leía en una estampa de la guitarra del cantante de folk Woody Guthrie, aunque esta es solo una función de este instrumento de seis cuerdas cuyos sonidos a lo largo de la historia seguramente han incomodado a más de una persona enferma de poder.

Predicar no es necesariamente hablar de religión, es extender una idea o doctrina de forma pública, y cuando se hace con una guitarra en la mano, se suelen conseguir más adeptos que apoyen tu postura; por eso se debe hacer con responsabilidad; pero antes de revelar a la banda que inspiró este párrafo, les contaré de forma breve la historia de un hombre que sucumbió ante un mundo que cuando se disfraza de juez, no hay poder que merme la fuerza de su dedo acusador.

El Fotoperiodismo es una actividad que deja a las imágenes todo el peso de la descripción, viajar a todos los rincones del mundo en busca de una imagen que estremezca al planeta es una tarea que pocos se atreven a emprender y eso es justamente lo que hizo Kevin Carter, periodista gráfico nacido en Johannesburgo, Sudáfrica el 13 de septiembre de 1960.

Carter Inició su carrera muy joven, a los 22 años cubriendo principalmente conflictos que se desprendían de las guerrillas africanas; Era miembro del Bang Bang club, una asociación de periodistas sudafricanos, y su vida cambió cuando en un viaje en Sudán vio a un niño en una pose extraña, lejos de su tribu, con un buitre detrás de él que parecía esperaba pacientemente a que el pequeño pereciera, escenario que creyó perfecto para guardar en la lente de la cámara y que dejó este resultado:

Kevin carter

La opinión pública entendió la foto como una alegoría de lo que sucedía en Sudán: Kong (el niño de la fotografía) era el problema del hambre y la pobreza, el buitre era el capitalismo y Carter era la indiferencia del resto de la sociedad.

Las críticas sobre Carter no se hicieron esperar, y le llovían por racimos cuando un golpe duro le esperaba: La muerte de su amigo Ken Oosterbroek, víctima de un tiroteo mientras realizaba su labor periodística.

Ante esos hechos Carter se suicidó dejando una nota que hablaba de deudas, asesinatos, reunirse con su amigo y la presión que había sobre él, el 27 de julio de 1994.

Una investigación posterior al suicidio de Carter arrojó que el pequeño fotografiado, Kong Nyong murió, pero cuatro años después del momento en que el periodista sudafricano le fotografió. La desesperación, el ser criticado por no haber ayudado al niño en lugar de apretar el obturador de su cámara, la fama y el poder tan repentino que adquirió su fotografía pudieron más que sus ganas de vivir.

Kevin Carter se fue por su propia mano, pero nos dejó la cruda realidad de nuestro mundo en su fotografía.

Espero que se pregunten, ya a casi una cuartilla de texto ¿ A qué va este tema en una columna llamada #RockDeCombate?

Cabe recordar que el rock es un movimiento que nunca está ajeno a los acontecimientos globales y políticos los cuales sirven de gran combustible para que se escriban canciones con gran crítica social o invitaciones a reflexionar sobre nuestras acciones como humanidad.

“Hola revista Time, Hola premio Pulitzer” dice la banda galesa, Manic Street Preachers, en su canción Kevin Carter, del álbum “Everything Must Go” de 1996 la cual justamente habla de las presiones bajo las que se sometió al ganador del Pulitzer en el año 1993.

Este grupo siempre se ha caracterizado por este tipo de letras, que buscan encender cuestionamientos en quien las escucha, incluso, “The Manics” es a veces considerado un grupo de tendencia socialista, más que nada inclinados a esa postura por la clase trabajadora en Blackwood, Caerphilly, en el sur de Gales, que se evidencia en sus frecuentes letras y acciones politizadas.

Y justamente su álbum “Everything Must Go” ha sido dentro de su discografía uno de los más aclamados y reconocidos tanto por la crítica y por sus fans.

Personalmente dentro de mi colección, este álbum es de mis favoritos y superó mis expectativas desde la primera vez que lo escuché. La voz rasposa y potente de James Dean Bradfield y su refinado acento galés crean una amalgama perfecta para liderar las baterías potentes y solos de guitarras escondidos pero ágiles.

emas duros como “Kevin Carter” y “Enola Alone”, pero y también canciones “melancólico-smitheanas” como “No surface All Feeling” y “Small Flowers That Grow in The Sky” que habla en contra del maltrato animal.

El segundo track del álbum “A design For Life” retrata las condiciones laborales de los obreros de la gran bretaña, y una de sus frases más polémicas ‘We don’t talk about love/We only want to get drunk’) (“no hablamos de amor, sólo queremos emborracharnos”) se tomó por el público como una crítica a la imagen de que los trabajadores no tienen profundidad emocional.

El álbum debutó en la posición número dos del Chart del Reino Unido donde logró la certificación de triple platino.

Una triste historia por la que atravesaron los miembros de la banda fue la pérdida del guitarrista y letrista de la banda, Richey James Edwards, quien desapareció el 1 de febrero de 1995 justo antes de que iniciara el proceso de grabación de este álbum, por lo que la mitad de las canciones que lo conforman tienen letras de su autoría.

Lo único que se supo de su desaparición fue que su auto fue abandonado el 14 de febrero cerca de un puente en Londres que históricamente ha sido usado para cometer actos de suicidio; y hubo muchos rumores de personas que aseguraron ver a Richey en lugares como la india sin embargo ante la falta de pruebas contundentes, la policía lo declaró oficialmente muerto el 23 de noviembre de 2008.

Durante su juventud y en los discos grabados en su estadía con los Manic, James Edwards presentó diversos problemas como automutilaciones, alcoholismo y desequilibrios alimenticios; su ausencia se reflejó en un sonido más reflexivo de la banda y sobre todo letras más profundas letras.

En el 2001 se convirtieron en la primera banda occidental popular en tocar en Cuba, (en el teatro Karl Marx) y se encontraron con el presidente Fidel Castro. Su concierto y viaje a Cuba fue documentado y luego lanzado como un DVD titulado “Louder than War”.

En 2009 la banda anunció el lanzamiento de su nuevo álbum “Journal for Plague Lovers” , cuyas letras fueron escritas en su totalidad por el desaparecido miembro Richey James Edwards, siendo este el primer y único álbum con letras de Edwards únicamente.

Una de sus canciones más polémicas es ““If You Tolerate This Your Children Will Be Next” del álbum “This Is My Truth Tell Me Yours”, de 1998 con letra pacifista pero promovida con el uso de esta frase que se usó en tiempos de la guerra civil española en países británicos y era promocionada en carteles con imágenes bélicas dirigida a jóvenes para convencerlos de ir a España y combatir el fascismo.

En 2016 la banda lanzó una canción para apoyar a la selección de fútbol del país de gales en la Eurocopa celebrada en este año en Francia llamada “Together Stronger” en cuyo video estuvieron acompañados por estrellas como Gareth Bale, Joe Allen y Aaron Ramsey, demostrando así el cariño que los galeses sienten por “Manic Street Preachers”.

Su album más reciente publicado en 2018 es “Resistance Is Futile”, contiene un tributo y un recuerdo a la víctimas de la tragedia de Hillsborough, donde fallecieron 96 personas tras desplomarse la tribuna del estadio donde se jugaba una semifinal de copa entre el Liverpool y el Nottingham Forrest el 15 de abril de 1989, las primeras investigaciones bajo la administración de Margaret Thatcher culparon a los propios aficionados, sin embargo, después de múltiples peticiones de la revisión del caso se resolvió que la policía permitió el sobrecupo en el estadio.

Sin duda el sonido, protestas y sus reflexiones sobre el mundo colocan a esta banda como una de las más activas en la predicación del #RockDeCombate.

RECORDANDO A DOLORES O’RIORDAN

Hoy se publicó el álbum “In the End” de la banda Cranberries, trabajo que está marcado por el recuerdo de la vocalista Dolores O’Riordan fallecida el año anterior. De esta forma la banda nos recuerda que la música es una forma de recordar por siempre, y por suerte tenemos la oportunidad de escuchar de nuevo la fascinante voz de la cantante irlandesa.