Rock de Combate| El último tren a Londres

Miguel Ramírez | @condorsaurus 

En la edición anterior de Rock de Combate, brevemente pudimos comentar el lanzamiento del álbum “In the End” de The Cranberries, octavo de su carrera y último por razones obvias ya que la sorpresiva muerte de la vocalista del grupo Dolores O’ Riordan forzó a que el grupo se tomará un tiempo para decidir si era lo mejor lanzar el álbum.

En vez de escribir opiniones personales, qué mejor que dejar la traducción del mensaje que el resto de la banda publicó en el booklet del álbum físico.

“A principios del 2017, los cuatro nos juntamos para ensayar el tour “Something Else”. Durante los ensayos debatimos varias veces lo genial que sería escribir y trabajar en nuevo material para un álbum nuevo. “Something Else” es un álbum de versiones acústicas de algunas de nuestras más conocidas canciones viejas que reinterpretamos con un cuarteto de la Irish Chamber Orchestra, y solo un par de canciones nuevas, por lo que la idea de escribir y trabajar en nuevo material era muy emocionante.

Con el pasar de los meses este proceso de trabajo se convertiría en “In The End”. Para diciembre de 2017, Dolores ya había terminado de grabar las voces del demo final de once canciones que son las que aparecen en el disco, y teníamos planeado entrar al estudio para terminar el álbum iniciando el 2018.

Después del devastador e inesperado fallecimiento de Dolores en enero de 2018, nos tomamos un tiempo fuera y suspendimos todos los planes. Conforme el tiempo pasó comenzamos a pensar que no habría mejor manera de homenajear a nuestra íntima amiga y compañera. Fue un proceso muy doloroso. Recordamos cómo Dolores había mostrado tanto entusiasmo durante el proceso de creación de este álbum y regresar a los escenarios para tocar las canciones en vivo y nos dimos cuenta que lo más lógico qué podíamos hacer era culminar el trabajo que comenzamos con ella. Sentimos que es lo que ella hubiera querido, hablamos con la familia a Dolores y ellos estuvieron de acuerdo.

Le pedimos a nuestro productor de cabecera y viejo amigo Stephen Street para que produjera este verdadero último álbum. Hacía mucho sentido traer de vuelta a Stephen en las labores de producción. Entre Abril y Mayo de 2018 terminamos la grabación del disco en Kore Studios, en Londres y la mezcla de sonido en el estudio de Stephen “The Bunker”, también en Londres.

Fue un proceso muy emotivo para nosotros. Había momentos difíciles durante las sesiones de grabación, particularmente los primeros y últimos días. Después del primer día todos parecíamos estar pensando lo mismo pero no lo decíamos; si no lográbamos separar las emociones para enfocarnos en el trabajo entonces íbamos a ser injustos con Dolores. Saber que nunca íbamos a tocar estas canciones en vivo lo hizo más difícil.

Había también un sentimiento abrumador se saber definitivamente que esta era la última vez que estaríamos juntos trabajando en el estudio en un álbum de Cranberries. La última canción que grabamos en el estudio fue “In the end” (En el final) y allí fue cuando en verdad nos dimos cuenta, esto es todo, esto es el fin.

Nos gustaría darnos la oportunidad de agradecer a Dolores y a nuestras familias y amigos además como a todos quienes trabajaron con la banda durante el pasar de los años. A nuestros seguidores, quienes estuvieron con nosotros por casi treinta años; Gracias, sin ustedes nada de esto habría sido posible. Ha sido un viaje increíble.

Dedicamos este álbum a nuestra querida amiga y compañera de banda, Dolores. Ella siempre estará con nosotros con su música.

“Noel, Mike y Fergal”.

Pocas veces, después de la desgracia de perder a un compañero, las bandas tienen la oportunidad de despedirlo y homenajearlo con un último nuevo disco tal como The Cranberries, y en mi opinión tomaron la decisión correcta.

1.- All Over Know. La primer canción de “In the end” es enérgica y te atrapa en pocos segundos con guitarras a lo The Cure, Dolores muestra su voz en su esplendor.

2.- Lost. Un inicio lento y oscuro. “Me pierdo en ti, me pierdo sin ti”. Violines de fondo y una voz desgarradora que contagian desesperación. Sin duda una canción muy emocional.

3.- Wake Me When It’s Over. El bajo que conquistó el mundo en “Zombie” aparece llevándote entre rasgeos de guitarra acústica y una batería sólida. “Pelear no es la respuesta, pelear no es la cura, te está comiendo como cáncer, te está matando, tenlo por seguro, despiértame cuando haya acabado”.

4.- A Place I Know. Llega al fin algo de tranquilidad con guitarra y batería acústicas.

5.- Catch Me If You Can. Una dramática entrada de piano y la voz de Dolores O’Riordan son abruptamente interrumpidas por la batería y violines furiosos pero breves, ritmo que se mantiene hasta casi el final de la canción donde el piano vuelve para despedir.

6.- Got It. Energía desde el primer segundo, una pequeño homenaje a “Dreams”.

7.- Illusion. De nueva cuenta la guitarra acústica toma el protagonismo y el bajo se une tímidamente. La canción melancólica del álbum.

8.- Crazy Heart. Ritmo punzante y letras optimistas.

9.- Summer Song. Otra enérgica canción, esta con coros pegadizos y requintos de guitarra ágiles.

10.- The Pressure. Una de las cartas fuertes del álbum con una épica transición entre los versos y el coro.

11.- In the End. Como lo describieron los miembros de la banda, no puedes ser una fan de Cranberries y que no se te rompa el corazón con esta canción.

Sin duda el entorno bajo el que fue publicado este álbum lo hace algo triste y profundo, tal vez sin muchos matices pero es un trabajo sólido y con el sello de Cranberries. Cómo audiencia agradecemos infinitamente que podamos escuchar a Dolores O’Riordan una vez más y recordarla como una de las voces femeninas más poderosas del Rock de Combate.