Salmón modificado genéticamente se comenzará a vender en EU en 2019

Los salmones mutantes crecen más rápido que los comunes, AquaBounty Technologies es la empresa encargada de modificar los salmones Atlántico. // Foto: Terry Bradley/National Geographic

El salmón modificado genéticamente se va a vender en tiendas de Estados Unidos, pero no será producido por el criadero más grande de salmones del país.

AquaBounty Technologies, con sede en Massachusetts, dijo que los supermercados estadunidenses podrían comenzar a vender el polémico pescado a partir del próximo año.

La empresa modifica los salmones Atlántico, especie que forma la espina dorsal de la industria mundial de criaderos de salmón. Maine es el mayor productor de salmones Atlántico convencionales en Estados Unidos.

A veces produce más de 15.9 millones de kilos de salmón al año, y su industria está prevista a crecer. Otros dos nuevos y grandes criaderos de salmón están en proceso de aprobación en el estado.

Sin embargo, los empresarios de criaderos en Maine no están considerando usar el pescado modificado genéticamente, dijo Sebastian Belle, director ejecutivo de la Asociación de Criaderos Acuáticos de Maine. Tendrían que darse una serie de condiciones para que eso cambiara, por ejemplo si es que los clientes lo piden en las tiendas, dijo.

La organización también cree que la evaluación ambiental de los reguladores no fue lo suficientemente rigurosa, consideró Belle.

“Nuestros competidores tendrían que estar usándolos y eso les daría una ventaja en el mercado”, dijo Belle.

“Nosotros no estamos interesados en criar salmones genéticamente modificados, pero nos reservamos el derecho de revaluar esa postura”, agregó.

Sin embargo, los empresarios de criaderos en Maine no están considerando usar el pescado modificado genéticamente, dijo Sebastian Belle, director ejecutivo de la Asociación de Criaderos Acuáticos de Maine. Tendrían que darse una serie de condiciones para que eso cambiara, por ejemplo si es que los clientes lo piden en las tiendas, dijo.

La organización también cree que la evaluación ambiental de los reguladores no fue lo suficientemente rigurosa, consideró Belle.

“Nuestros competidores tendrían que estar usándolos y eso les daría una ventaja en el mercado”, dijo Belle.

“Nosotros no estamos interesados en criar salmones genéticamente modificados, pero nos reservamos el derecho de revaluar esa postura”, agregó.

Por AP

Te recomendamos: