Animalandia | ‘Se atrapan más moscas con miel que con mata moscas’

16

Por: M.V.Z Ana Alejandra Arroyo Lambaer
Atención Veterinaria especializada en
Etología aplicada y Bienestar animal

La tenencia responsable de aves salvajes, como loros, pericos o guacamayas exige hacernos incómodas reflexiones acerca de nuestros usos y costumbres. Puede ser difícil de asimilar que las buenas intenciones no bastan, pero es preciso si queremos darle una vida digna a nuestros compañeros emplumados.

De forma natural, en México, compartimos entorno con al menos dos docenas de estas maravillosas aves y su tenencia en nuestras casas se remonta a la época prehispánica, por lo que nos parece sumamente normal tener un ave de este tipo o al menos conocer a alguien que tiene una. Pero ¿qué tan normal debería parecernos mantener un ave por décadas dentro de una jaula pequeña? La verdad es que la forma en la que vivimos actualmente, rodeados de comodidades, mucha tecnología y grandes conocimientos técnicos y científicos dista mucho de aquellos años del gran imperio de Tenoxtitlan, entonces, ¿por qué no hemos cambiado en el mismo sentido nuestra manera de entender y cuidar a los animales?. A fin de mejorar la calidad de vida que ofrecemos a nuestras de compañía, resulta imperiosa la transformación de viejas costumbres que no corresponden a la vida moderna.

Una jaula como concepto está lejos de ser un espacio que ofrezca confort y seguridad, por lo que no podemos considerarla como un alojamiento adecuado para un animal de compañía al que consideramos un integrante más de nuestro grupo familiar.

A continuación te explicamos nuestras recomendaciones para un alojamiento adecuado.

Si tenemos un animal de compañía entonces su alojamiento es nuestra casa y para asegurarnos que cubrimos satisfactoriamente sus necesidades acondicionaremos espacios específicos para éste. También con estos espacios reduciremos el riesgo de que rompa o ensucie nuestros muebles. Entonces, para un loro de compañía necesitamos mínimo tres espacios distintos:

  1. Un jaula lo más grande que podamos permitirnos, lo más alta posible y bien acondicionada en su interior con múltiples perchas de distintos grosores y medidas y acceso libre al fondo con lecho natural de papel o madera para permitir que forrajee (búsqueda, exploración, selección y manipulación de comida y otros
  2. Parque de juegos o gimnasio, debe ser un espacio amplio y versátil donde el ave pueda desarrollar habilidades físicas y mentales y compartir tiempo de calidad con su grupo familiar sin estar encerrado en la jaula o sobre el cuerpo de las personas. En este enlace algunas ideas (https://www.pinterest.es/yolcatiBA/parques-de-juego-gimnasios-y-otros-espacios-para-l/)
  3.  Bandeja o charola de forrajeo, se trata de un espacio muy importante que le permitirá sentirse parte de su grupo familiar mientras tiene acceso a una de las conductas más importantes para la vida de todo loro. Por otra parte es un espacio considerablemente pequeño y portátil lo que lo convierte en un plan lleno de ventajas. Aquí puedes consultar más información al respecto (http://yolcati.es/forrajear/) (http://yolcati.es/7-bandejas-forrajeo/)

En caso de que te haya gustado este artículo y quieras saber más cosas acerca de la tenencia responsable y bienestar de animales de compañía. Déjanos saber tus dudas, comentarios e inquietudes.

Te recomendamos: