Tiempo… ¿Te hace falta tiempo?

¿Has pensado que te hace falta tiempo para ti? ¿Has llegado a pensar que pasas más tiempo resolviendo problemas del trabajo que disfrutando a tu familia? ¿Te hace falta tiempo?

Te tengo una buena noticia, eso puede cambiar.

Todos, absolutamente todos, contamos con 24 horas para hacer nuestras actividades diarias. La mayoría cubre un horario aproximado de 8 a 12 horas de trabajo diario, esto te deja 12 horas para ti.

Cuánto tiempo tienes para ti
Cuánto tiempo tienes para ti

De esas hermosas 12 horas, lo recomendable es usar 8 horas diarias para dormir y estar bien descansado para seguir haciendo tus actividades del día siguiente. Al final de la cuenta nos quedamos con 4 magníficas horas para nosotros, en donde somos libres de hacer lo que queramos. Y estoy casi seguro que de esas 4 horas por lo menos 1hora la pasas en el tráfico para llegar a casa.

¡Ufff respira! Todo tiene solución.

¿Qué hacer entonces para poder tener más tiempo para nosotros?

La respuesta es vivir para nosotros. Vivir para uno, como lo expresa Helen Hernández en su libro 5 Minutos Contigo, es hacer lo que realmente deseamos y lo que nos produce una satisfacción genuina.

Esto requiere de hacer un ejercicio profundo de amor a uno mismo y evaluar conscientemente cuanto tiempo me estoy dedicando para hacer lo que me apasiona.  Y no me refiero a que dejes tu trabajo y te dediques a viajar por el mundo sin un plan a ver qué pasa. Hasta para viajar y que te paguen por hacerlo necesita de un plan.

Contrato a tiempo parcial
Contrato a tiempo parcial

Primero fíjate que te gusta.

Pon atención en las actividades en las que eres muy bueno, en qué actividades te diviertes y disfrutas. Si las detectas, entonces busca que tengan un beneficio o servicio a la sociedad y que te paguen por hacer esas actividades. Porque cuando haces algo que te apasiona y lo tomas con respeto, disciplina y amor, entonces el trabajo deja de serlo y se convierte en algo maravilloso que disfrutas, que te llena, que te hace sentir vivo. Y que mejor que te paguen por ello.

Detecta lo que te apasiona
Detecta lo que te apasionaajo

Segundo, haz ejercicio.

El ejercitarse en las mañanas de 30 a 40 minutos diarios te llenará de energía para hacer todas tus actividades del día. Si prefieres hacerlo después del trabajo, te ayudará a desestresarte. Es recomendable hacerlo máximo dos horas antes de irte a dormir para que no tengas problemas para conciliar el sueño. Además de llevar una alimentación balanceada.

Segundo, haz ejercicio.
Segundo, haz ejercicio.

Tercero, optimiza tu tiempo.

Todos los días tomamos decisiones y son estas las que consumen mucho de nuestro tiempo. Por ejemplo, Steve Jobs, creador de la compañía Apple, aplicaba una técnica que muchos genios y gente que tienen una agenda muy ocupada suelen hacer, vestir de forma fácil. Steve tenía un guardarropa con muchas playeras del mismo color, jeans, tenis y se vestía igual todos los días, hasta parecía que no se cambiaba de ropa.

Esto le ayudaba a no desperdiciar su tiempo eligiendo como se tenía que vestir. Lo mismo pasa con los empresarios que se compran muchos trajes negros, azules y grises, camisas blancas, y en lo único que varían es en la corbata. Nosotros podemos hacer algo similar en nuestra familia, en la noche antes de ir a dormir, podemos dejar la ropa de nuestros hijos y la nuestra preparada para el día siguiente, así nos ahorramos un tiempo valioso por las mañanas.

Optimiza tu tiempo
Optimiza tu tiempo

Por último, te dejo unos pasos muy fáciles de seguir que sin duda te ayudaran a optimizar tu tiempo.

1. Estructura y organiza una rutina de éxito. Organiza tu casa y lugar de trabajo. Levántate todos los días entre semana a la misma hora, agradece, tiende tu cama, visualiza tu día, establece tu hora de comida, la hora de salida y tiempo libre para hacer algo que te gusta o simplemente estar con tu familia.

2. Deja de apagar fuegos. El resolver problemas de emergencia consume mucha de tu energía, usa tu juicio y sentido común para priorizar cosas. No todo lo urgente es importante. La organización es la clave.

3. No pierdas el tiempo con las redes sociales. Al igual que sentarse a ver la televisión es tiempo perdido, las redes sociales nos quitan mucho tiempo vital. Para evitar esto, hay que ponernos horarios para revisar correos, ver el facebook, twitter, Instagram, etc. No quiere decir que no las usemos para estar informados o divertirnos, si no que nos debemos hacer responsables de cuánto tiempo gastamos en estar conectados a las redes sociales.

4. No seas multitareas. El concentrarse en una actividad y terminarla bien de principio a fin te ayudará a optimizar tu tiempo. Hacer muchas tareas al mismo tiempo provoca en muchos casos cometer errores que gastarán más tiempo de lo planeado.

5. Tómate un descanso entre tareas. Mi madre sabiamente siempre me ha dicho “hacer las labores con cabeza despejada ayuda a hacerlas mejor”. No te satures de ideas, estrés o presiones, siempre es bueno tomarse un pequeño receso de uno a dos minutos para pensar de forma despejada e inteligente.

No olvides usar tu tiempo para sonreír, amar, descansar, disfrutar y vivir aquí y ahora.

Te recomendamos

http://www.oronoticias.com.mx/usar-pretextos-de-forma-positiva-te-pueden-cambiar-la-vida/

Autor: Emerson Mejía López