Tras lo sucedido en Notre-Dame, se incendió la mezquita de Al-Aqsa

La tragedia de la catedral de Notre Dame, consumida por las llamas este lunes en París, significó un dolor muy grande para Francia y el mundo occidental, pero también hubo un hecho significativo para la religión, en este caso el islam, pues una mezquita también se incendió.

Como si fuera un designio del destino, la mezquita de Al-Aqsa se quemó en la noche del lunes, cuyo fuego se originó en la sala de guardia, frente al espacio de oración de Marwani, y según el director general del Departamento de Asuntos de la Mezquita de Jerusalem Waqf y Al Aqsa, Sheikh Azzam al-Khatib, pudo haber sido causado accidentalmente por un grupo de niños, aunque no se ha esclarecido bien.

La estructura no sufrió daños estructurales considerables y sus elementos no fueron dañados por las llamas, gracias a la labor de los bomberos en Israel, quienes controlaron las llamas.

La mezquita es el tercer centro religioso más importante para los musulmanes, con 2.000 años de antigüedad y un significado enorme para la historia, pues allí fue a orar el profeta Mahoma.

Lo extraño del hecho fue que Al-Aqsa se incendió al mismo tiempo que la catedral de Notre Dame, y al ser dos de las estructuras más importantes de la humanidad por su significado, y empezando la Semana Santa, muchos lo han considerado como una advertencia de Dios.

Te recomendamos

Se incendia la Catedral de Notre Dame

Fuente: HBS Noticias