Tres tristes tópicos

34

TROL EN DESGRACIA

No cabe duda que la ignorancia es atrevida. El pasado fin de semana más de un “tinterillo” aseguraba que el periodista Arturo N “seguiría su proceso en libertad a través del pago de una fianza fijada por el juzgador correspondiente”.

Noticia de ocho columnas: este martes el juez dictó auto de formal prisión -el caso del periodista se sigue bajo los cánones del sistema inquisitorial- por el delito de extorsión y, para la desgracia de la casa editorial que encabeza desde la cárcel, se prepara una nueva investigación sobre presunto uso de recursos de procedencia ilícita; desde luego dicha sustanciación está al margen de las indagatorias de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

La opción que por ahora tiene el Novel detenido en los próximos meses será emular a Revueltas o a Gramsci, con el pequeño detalle que ninguno de estos caballeros fue a parar tras las rejas por triangulaciones millonarias sino por la divulgación de ideas peligrosas, para finalmente dedicarse a escribir y protagonizar una interesante y morbosa saga que sin duda llamará la atención del lector poblano de pasquines de mal gusto: “Diarios de la cárcel” desde Tepexi de Rodríguez.

UN PORRO EN APUROS

No obstante quien verdaderamente no tiene opciones es el licenciado -fake, hasta que no demuestre lo contrario- Ignacio Mier Velasco, quien no sólo ha confirmado de viva voz, y en un medio de cobertura nacional, el tráfico de influencias y conflictos de interés entre su persona y los obscuros fiscales del pasado a causa de su socio y entenado político, sino que además ha resultado enternecedoramente incapaz de advertir que en la medida en que mantenga su complicidad -de cuño dogerista- con Arturo N, el líder de la bancada oficialista en San Lázaro no sólo está dilapidando sus aspiraciones en Puebla, sino lo que le queda de su carrera política en Morena.

¿Lo aceptarán de vuelta en el recientemente forjado club de “traidores a la patria” al que originalmente pertenece? Lo dudo. Ese curul apesta a derrota, y no sólo por los hechos locales en los que según la UIF está implicado, sino por su desempeño como “delegado político” en Durango.

Una elección que perderá Morena en las urnas y en los tribunales y, para mala suerte de Mier y su parentela, si algo nos ha enseñado la 4T es que es capaz de tolerar todo tipo de corruptelas, siempre que vayan acompañadas de votos a favor del proyecto lopezobradorista de nación.

EL OCASO DE UNA ILUSIÓN

Y hablando de Palacio Nacional, para nadie es un secreto que la popularidad del “padre presidencial” pende de la opinión pública.

Lo que han hecho los médicos y profesionales de la salud como gremio es encomiable: hacerle frente al régimen y obligar a López Obrador a respetar la dignidad nacional. Como resultado, lo impensable: para Puebla hay aseguradas 586 plazas. Enhorabuena, ¿pero dónde los van a meter si la infraestructura de San Alejandro va para cinco años de su desaparición?

Por Enrique Huerta