Turista relata cómo vivió el paso de “Otis” en Acapulco

228
Foto: EsImagen

“Me subo a mi cuarto y a los pocos minutos me pude despedir de mi esposo”, así lo relató en entrevista para Oro Noticias de 6 a 9 con Paty Estrada, Luisa Peña, turista sobreviviente del paso del huracán “Otis” en Acapulco.

La mujer comentó que llegó el lunes 23 de octubre a Acapulco, por un asunto de trabajo. En su arribo al puerto, el clima estaba soleado, sin embargo, al día siguiente comenzó a tornarse nublado.

Asimismo, dio a conocer que ya en la ciudad se hablaba de un posible huracán, no obstante, se esperaba que tocara tierra como categoría 3.

“Llegué el lunes, todavía estaba soleado, era un día normal. El martes en la mañana amaneció nublado”, detalló.

“Justo eran como las 3 de la tarde y yo estaba comiendo con mi equipo de trabajo; estaban comentando que venía un huracán probablemente categoría 3, eso era lo que se decía“, contó.

Luisa Peña aclaró que se estaba hospedando en el Princess Mundo Imperial, ya que era el lugar donde se llevaría a cabo la convención de mineros, por el cual había viajado a Acapulco.

Indicó que una vez que terminó el evento, procedió a volver a su habitación para hablar con su esposo, y fue ahí donde se enteró de la gravedad de la situación y del nivel del huracán que se acercaba.

“Tengo una llamada con mi esposo y me dice ‘oye, no entiendo cómo no están tomando medidas, por qué no están en un albergue, viene categoría 5’. Ahí me empiezo yo a preocupar”, relató.

“La gente estaba en la fiesta, no había nada, como si fuera un día normal”, expuso.

“Ese día todavía por la noche me enteré que hubo una fiesta grande de la inauguración de la convención de mineros”, reveló.

Posterior a la llamada con su esposo, Luisa procede a bajar a la recepción del hotel para buscar información, a lo que el personal solo le recomienda “no preocuparse, el mejor resguardo era volver a su habitación”.

“Cuando yo tengo esa llamada con mi esposo, hablo a recepción y me dicen que no me preocupara, que el mejor resguardo era mi habitación. Me meto al Weather Channel y empiezo a ver que el huracán viene con todo y hacia donde estábamos nosotros“, narró.

Explicó que bajo por cuarta vez a la recepción del hotel cerca de las 10 de la noche, y se encontró con actividad normal.

“Eran como las 10 de la noche y estaba lloviendo torrencial, todavía mucha gente como si nada, me encontré con personal del hotel y me dijeron lo mismo.

“Si quiere, puede irse al salón de eventos, ahí puede irse a resguardar”, le respondieron.

“Me subí a mi cuarto, a los pocos minutos me pude despedir de mi esposo”, contó.

“Cerca de las 11, ya sola, a oscuras, se me ocurrió mover los colchones. Los puse en triángulo y me puse debajo de los colchones. Ahí estuve un rato, hasta que se rompieron los vidrios, dije ‘no, aquí no estoy segura’“, relató.

Peña explicó que intentó irse al baño, pero a los minutos explotó la tubería, por lo que decidió meterse al clóset, donde permaneció cerca de tres horas resguardada de pie.

Indicó que, logró bajar por las escaleras de emergencia cuando bajó la intensidad de la tormenta. Al salir del hotel, se encontró con una mujer, quien le prestó internet satelital para ponerse en contacto con sus familiares.

Peña logró salir de Acapulco en una caravana el 26 de octubre. Finalmente, expresó no dar crédito a que las actividad seguían de forma normal a solo unas horas antes del huracán.

Por: Redacción
Editor: Guillermo Leal