Ubica ASF anomalías por 1.4 mdp en gestión de Claudia Rivera

65
Foto Agencia Esimagen.

Pese al repunte de índices delictivos registrados en su administración, la exalcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, omitió comprobar el uso de recursos federales por 1.4 millones de pesos en el rubro de seguridad pública.

En la tercera entrega del informe de fiscalización correspondiente a la Cuenta Pública 2020, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó nuevas irregularidades por 1 millón 478 mil pesos en la gestión de la presidenta municipal emanada de Morena.

Lo anterior se suma a las observaciones que arrastra de los dos informes anteriores, por lo que el posible daño patrimonial o quebranto a las arcas de la capital asciende a los 12 millones de pesos en su segundo año de gobierno.

De acuerdo con el documento publicado el 20 de febrero, no existe certeza de que el Ayuntamiento de Puebla haya destinado la cantidad de 849 mil 150 pesos para la realización de exámenes de control y confianza a 333 elementos policiales.

Como parte del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento Municipal (Fortamun), también se identificó la compra de 13 moto patrullas incompletas, es decir, que no contaban con defensa delantera en tubo cobrado; mientras que 11 no tenían torreta.

El contrato de los vehículos con anomalías se tradujo en un posible daño patrimonial por 319 mil 394 pesos; además, se efectuó la compra de una moto patrulla que no fue encontrada entre los bienes físicos, con un valor de 245 mil 688 pesos.

Adicionalmente, el gobierno de Rivera Vivanco olvidó cobrar sanciones por 64 mil 610 pesos a contratistas que no cumplieron con los plazos legales acordados, así como por diferentes vicios ocultos en los mismos.

Arrastra observaciones por 10 mdp

Además de las observaciones en el rubro de seguridad pública, el gobierno de Claudia Rivera arrastra irregularidades por un monto superior a los 10 millones de pesos, correspondientes a su Cuenta Pública 2020.

En el informe de fiscalización que fue publicado en octubre del año pasado, la ASF detectó un posible daño patrimonial por un monto de 10 millones 612 mil pesos, debido al pago anticipado de una obra pública sin amortización.

Aunado a ello, no se pudo comprobar la adquisición de diversos materiales que habrían sido destinados para las juntas auxiliares del municipio, relacionados a la emergencia sanitaria por Covid-19.

Por: Vera Fernández
Editor: Guillermo Pérez Leal

Te recomendamos