Un abrazo, un afecto y un te quiero, el mayor anhelo de las madres poblanas

Un abrazo, un afecto y un te quiero, el mayor anhelo de las madres poblanas
Un abrazo, un afecto y un te quiero, el mayor anhelo de las madres poblanas

Por Aarón Martínez

La señora Isabel tiene 80 años de edad. Tuvo seis hijos y estuvo casada casi 53 años, ya que su esposo falleció unos días antes de dicho aniversario. Este diez de mayo lo único que quiere es un abrazo, un afecto, un cariño o simplemente un “te quiero mamá”. 

A pesar de que sus hijos le dan regalos y le hacen de comer, ella se conforma con tenerlos cerca y que estén al pendiente, no importa si en la mesa solo hay un taco de sal. 

En el caso de la señora Julia Martínez, dice que el 10 de mayo es un día comercial y a ella la festejan sus dos hijos todos días. Sin embargo, lo que quisiera que le regalaran en esta fecha importante son flores, en específico, unas orquídeas. 

Para ella, el ser madre es la bendición más grande que Dios le dio y cada día se esfuerza por ser la mejor del mundo. Más aún cuando lleva el ejemplo de su progenitora, quien sola sacó adelante a ella y sus hermanos.

La señora Cándida Eugenia Tenahua festejó antes este día tan especial porque a su hijo le tocó trabajar este viernes. Con toda su familia fue a comer al centro histórico y, de paso, le compraron sus zapatos nuevos que nos presumió. 

A pesar de estas atenciones, la mayor satisfacción para doña Cándida es que toda su familia esté reunida y que la apapachen con un abrazo. 

Este es el sentir de tres mujeres que han tenido la dicha de ser madre, ese don y bendición que les otorgó la vida y sobre todo Dios. Feliz día de las madres para todas las poblanas.

Te recomendamos: