Valoren lo que tienen pide Carlos a niños que lo tienen todo

27
A Carlos Andrés Balam se le murió su mamá cuando tenía seis años; hoy tiene diez, vive con su abuelita y vende chicharrones para comprar sus útiles de la escuela.

Las redes sociales son capaces de trastornar al más tozudo o volver sublimes las palabras de un pequeño huérfano y hacerlo que toque el corazón de quien lo escuche. 

Lo mismo el poder del Internet logra romper destinos, que catapultar un mensaje de reflexión. Como el de Carlos Andrés Balam, este pequeño captado en video en 2018 que en dos minutos cuenta su historia, envuelto en la candidez de la infancia, pero un baño de realidad. 

Sucedió en Tzucacab, Yucatán. 

“Ya murió mi mamá, pero cuando murió yo no me quería ir solo con mi papá y me quedé solo con mi abuelita. Mi abuelita me deja mi venta. A ella le gusta vender. Yo tenía seis años cuando murió mi mamá. Me dejó y desde los 9 años empecé a vender”

-Ya solito agarras tu dinerito pa’que te compres tus cosas –le pregunta el hombre quien lo graba. 

-Sí. Como yo lo gano, abuelita lo compra. Como no tengo oportunidades ni nada así, abuelita lo compra con el dinero que estoy ganando. Compra los útiles y compra todas esas cosas que yo necesite para la escuela.

-Cuánto sacas al día. 

-Saco 200 pesos. ¿Chicharrones? cómo 30. 

–¿30 pesos?

–Lo que yo gano: diez pesos, sólo para mi gastada. 

–…Que te deja tu abuelita. 

–Sí. Y cómo te diré… ella compra más así, ingredientes, y eso.

–Tú cuánto vendes. 

–Como, 100… 230, dinero, pesos. 

–¿Y desde a qué horas vendes?

–Desde las dos. Voy a la escuela, hago mi tarea, como, me baño y salgo. 

–No, pues tú eres un ejemplo a seguir de muchos niños que tienen todo y no valoran nada. 

–No. 

–A ver, mándales un saludo a esos niños que tienen todo, que valoren…

–Que valoren lo que tengan porque si un día no tengan así, cómo van a hacer, por eso hay que hacer las cosas bien para que tengan mejor vida. Así de grande vas a buscar que sigan con su estudio y que cuando terminen todos sus estudios tengan un trabajo bueno”.

–Tú como te llamas.

–Carlos Andrés Balam. 

Te recomendamos