CDMX registra mayor número de casos de VIH y SIDA

18
VIH SIDA
CDMX registra mayor número de casos de VIH y SIDA

No te preocupes, el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) no existe y sólo es un invento de las farmacéuticas para sacar dinero a la gente, fueron las palabras que en 2005 le dijo a Eduardo el joven con quien mantuvo relaciones sexuales, por ello, impulsado por la preocupación, decidió hacerse una prueba del VIH. El resultado fue positivo.

Lo anterior sucedió luego de que, durante el acto sexual, se rompiera el condón y de que al ser cuestionado por Eduardo, aquel hombre confesara que anteriormente había mantenido relaciones sin protección.

El cambio en mi vida fue interesante, porque repercutió primero en el aspecto emocional. Primero me sentí solo y con mucho temor; no sabía qué hace ni con quién acudir y, sobre todo, cuánto me quedaba de vida”, recordó a Código Topo el psicólogo Eduardo de la Paz, de 33 años.

Así fue como su vida dio un drástico giro, y como la de él, también lo hicieron 83 mil 425 entre 2010 y el primer trimestre de 2017 en todo México, las cuales representan los casos de Sida y los seropositivos a VIH registrados por el área de Epidemiología, de la Secretaría de Salud (Ssa) y por el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida).

De acuerdo con el informe Vigilancia Epidemiológica de casos de VIH/Sida en México Registro Nacional de Casos de Sida, los casos notificados de Sida disminuyeron entre 2010 y 2016 al pasar de 7 mil 239 a 5 mil 680, respectivamente; sin embargo, las notificaciones de personas seropositivas ha incrementado en ese periodo 84.2 por ciento, ya que en 2010 había 3 mil 978 casos y en 2016 hubo  7 mil 329.

A nivel local, la Ciudad de México, la segunda entidad más poblada del país, se ha posicionado como la que tiene el mayor número de casos de Sida y VIH en todo el país, con un acumulado de 10 mil 913.

Los otros dos estados que tienen más casos registrados son el primer y tercer lugar en cuanto a población se refiere: el Estado de México y Veracruz, respectivamente: el primero tuvo 6 mil 848 registros y el segundo 6 mil 525.

El contacto sexual, práctica por la que, accidentalmente, Eduardo se contagió es la principal vía de transmisión del VIH/Sida, con más de 90por ciento de la totalidad de los casos y el resto es por el contacto sanguíneo, el uso de drogas inyectables y perinatal.

No obstante, el registro de la totalidad de registros es sólo un estimado por parte de la SSa, ya que llevar un conteo al respecto es difícil e incluso sesgado, debido a que hay quienes, aún sin saberlo, son portadores de VIH.

10 Años, al menos, puede vivir una persona sin saber que tiene VIH

Por ejemplo, aunque De la Paz sólo estuvo algunos meses sin conocer si era portador del VIH, hay personas que pueden llegar a pasar hasta 10 años, lo que puede llevarlos a desarrollar Sida, estado en el que el virus es más agresivo y daña más rápido al organismo, y el cual fue detectado por primera vez en México en 1983.

La mayoría de las personas que vive con VIH no sabe que vive con éste, y ello es un gran problema porque sigue manteniendo relaciones sexuales, en muchos casos sin protección, y transmite la infección a otra gente por no identificarse como una persona vulnerable”, explicó el también maestro en medicina social.

Pese a ello, la Ssa estima que desde 1983, cuando se manifestaron las primeras detecciones de Sida, hasta el primer trimestre de 2017, en México viven 189 mil 418 personas que viven con Sida y 67 mil 327 son seropositivas a VIH, lo que da un total de 256 mil 745 que son portadoras de la enfermedad en distintos grados de gravedad.

 

OBSTÁCULOS DE LA LUCHA

A pesa r de la cobertura universal en México para atender a las personas con VIH/Sida, los altos números en esas ciudades, así como los capturados entre 2010 y 2016, son para el secretario Nacional de Diversidad Sexual del PRD, Antonio Medina, parte de una problemática educativa.

“Pienso que es un problema que tiene que ver con la educación, con la sexual, con la prevención e infecciones de transmisión sexual, que, más allá de las orientaciones sexuales, lo importante es la prevención y es eso donde hemos fallado.

Nuestro país, en el tema de la educación, ha sido renuente y cambiar los contenidos de la educación es muy difícil o ha sido muy difícil”, aseguró en entrevista a Código Topo.

El perredista aseveró que en México ha sido difícil que haya en los niveles de educación básica la enseñanza de temas en torno a la sexualidad, como bien lo han logrado países como Suecia, Dinamarca o Canadá, lo cual obstaculiza la cultura de la prevención, la no discriminación y la no estigmatización de las personas que viven con VIH.

Consideró que eso ha provocado que, por ejemplo, “que el inicio de la actividad sexual, de las enfermedades de transmisión sexual y de los embarazos no deseados ocurren en jóvenes”.

Por ejemplo, de acuerdo con el informe de la Ssa, las personas de entre 20 y 29 años son las que registran los índices más altos en hechos de seropositivo a VIH.

En lo que respecta a los embarazos a temprana edad, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó en 2016 que de los 34 países que integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), México ocupa el primer lugar, ya que la tasa de partos en adolescentes de entre 15 y 19 años es de 74 por ciento por cada mil.

 

MEDINA CRITICO DUDÓ QUE LOS CAMPAÑAS DE PREVENCIÓN

El perredista y también activista consideró que si bien hay instituciones que trabajan para llevar la educación sexual a los jóvenes, este tipo de esfuerzo no se filtran a la Ssa ni a la SEP “donde se resisten, considero, por una visión conservadora, hablar de manera abierta y contundente desde los primeros años de vida educativa”.

Esa situación ha provocado que tanto la educación y las campañas en torno a la sexualidad de no lleguen a la sociedad por igual, sino que, por lo general, las comunidades rurales son las más afectadas porque no tienen a su alcance esa información de prevención, la cual, al menos, deberían tener por medio de las instituciones de salud y educativas.

“Las campañas de prevención no han sido tan contundentes ni directas para cambiar actitudes en el ejercicio de la sexualidad de las personas, en particular de los jóvenes.

Los gobiernos han sido timoratos o conservadores, han evitado ser contundentes en los mensajes y ha generado que siga habiendo ignorancia”, aseveró, luego de comentar que también existe una problemática de la enfermedad debido a los estigmas que aún se conservan, por ejemplo, que sólo da a las personas homosexuales o que por ello el sexo no es bueno.

Al respecto, De la Paz coincidió con Medina, a quien conoce desde hace varios años, sobre la falta de educación sexual, la capacitación médica, el impacto de las campañas de información y la visión que se tiene de la epidemia, las cuales, si se modifican pueden hacer un frente a la problemática.

A pesar de que tenemos campañas de información, no han cambiado el esquema que tenemos sobre el tema; es decir, se sigue comparando éste con temas como el sexo, muerte, drogas, homosexualidad, que es el cliché”, afirmó.

Como Medina, consideró que la población más afectada por la epidemia es aquella que se encuentra aislada, ya que, a diferencia de las grandes urbes, no tiene los recursos necesarios para la prevención ni atención en temas de sexualidad, lo que provoca la muerte de personas con VIH.

Esas personas son las que fallecen por la enfermedad y que son hombres, mujeres y niños que se pierden en las estadísticas que el gobierno proporciona o se pierden bajo un diagnóstico mal realizado”, afirmó De la Paz, quien en ocasiones ayuda a personas que viven con VIH, como también lo ayudaron a él. Ésa es una pequeña muestra del trabajo en comunidad del que habla para poder prevenir y erradicar esta enfermedad y que “lamentablemente” no se lleva a cabo.

“No sólo es falta de disposición política, también es moral, filosófica y hasta humana para hacer acciones en conjunto para erradicar la epidemia”, afirmó.

IMPULSO DE LA EDUCACIÓN SEXUAL

Debido a que en las escuelas públicas hay un rezago en los temas sobre la sexualidad, Medina Trejo, a través de la Secretaría Nacional de Diversidad Sexual del PRD ha impulsado desde finales de 2015 que en la agenda del sol azteca en el Congreso de la Unión se incluya la educación sexual  como una condición fundamental con una perspectiva humanista y científica.

Esto, consideró, permitiría una educación abierta, honesta que no tenga signos conservadores o de limitar el conocimiento de los jóvenes y que así haya una sana convivencia sin prejuicios ni discriminación.

Explicó que parte de su trabajo es que, con cada iniciativa que presentan los diputados del PRD se incluyan la no discriminación contra cualquier persona.

“Cada que haya propuestas legislativas se junte la idea del respeto a la diversidad sexual, a las personas que viven con VIH, que las políticas públicas deben tener una perspectiva de diversidad sexual.

Quienes viven con VIH deben tener los mismos derechos que cualquier otro ciudadano. La enfermedad no debe limitar ningún acceso a la salud o a la educación”, afirmó.

Esto, dijo, con base en una serie de lineamientos que ha planteado desde su llegada a la secretaría del sol azteca y los cuales giran en torno a la educación, los derechos humanos, la vivienda, la salud, la justicia, entre otros.

“Mucho de lo que planteamos a nivel político el resultado es que la gente sea feliz y tome decisiones libre; además, que le permitan desarrollarse en otros ámbitos de su vida y que una decisión mal tomada o vivir con VIH no sean una limitante”, afirmó Medina Trejo.

Fuente: Excélsior